sábado, agosto 29, 2009

Que pasa con Córdoba y Rosario?

DIOS dijo: "Fernando algún comunicado oficial respecto a las fechas de Córdoba y Rosario que estaban en la web de Personal y ahora no están más??? se hará??? están esperando que se llene Velez para confirmarlo???"

Fernando Szereszevsky contestó: "esas fechas nunca existieron de nuestra parte.... está previsto Córdoba y Rosario y se anunciarán cuando se confirmen, Velez está practicamente lleno"

viernes, agosto 28, 2009

El video de Charly, por Sergio Marchi

Entiendo que hay muchos esperando que diga algo del video de Charly. Pues bien, lo ví, y no me gustó. Me parece acertada la elección de Sebastián Ortega para realizarlo, porque ha dado pruebas de su capacidad y porque además en un nombre "hot" después de "La Lola" y "Los Pells". Yo lo hubiera votado con las dos manos de tener que hacerlo.

Lo que no me gusta es el estereotipo del manager impiadoso. No por el actor, sino porque me parece una idea muy vieja la del tipo que explota al músico. Tampoco hubiera hecho esa entrada con la visita a una clínica: Charly ya salió. No es necesario que vuelva a entrar, siquiera en la ficción.

Sí me parece divertido verlo vestido de cana a García, o la miradita que le da al manager cuando le entrega el CD. Pero que salga a cantarle dentro de una ensalada, ni siquiera es kitsch. Entiendo la idea: Charly le dice al tipo que "debería saber porqué" trabaja con él. Pero supuestamente un mono así lo sabe: es por dinero.

Me hubiera gustado poder hablar loas del video, pero me parece que está bien hecho. No más: no le veo el vuelo que debería. Sepan que la televisión no es lo mío, y que los videos que me gustan son los videos locos: "Sledgehammer" de Peter Gabriel o, para ir a algo más cerca, "Get on your boots" de U2.

La canción me sigue pareciendo maravillosa, casi Zen, de una lógica implacable. Pero lo mejor, está por venir.

por Sergio Marchi

miércoles, agosto 26, 2009

Charly, y "Deberías saber por qué"

LIMA - Hay regresos que conmueven, que estimulan a la alegría, al reconocimiento sincero para quien ha sorteado la adversidad. Hay regresos que cuestan calvarios, porque se viene del infierno. Lugar donde se garantiza la llegada, porque salir de ahí exigirá un poco más que la voluntad: exigirá saber si se está hecho con algo más que carne y huesos. Se exigirá saber si nuestra entereza podrá remontar la inmensidad del vacío.

Charly García, ausente por un año, ha retornado. Ha regresado después de haber estado recuperándose de sus adicciones. Y lo hace con un tema que titula "Deberías saber por qué", canción que compuso en una clínica siquiátrica y que grabó en el estudio de la casa de Luján del músico Palito Ortega. En esas letras, García se dirige a sus fans y se dirige a ellos con sinceridad, les dice que lo sigan, que estén con él, pero por las razones correctas. Un García que se acerca a lo que era en sus comienzos: un tipo transparente y lúcido. Un tipo querible y envolventemente seductor.

Lo previsible se cumplió. Las legiones de admiradores subieron los decibeles para escuchar a García. Luego, estas legiones escribieron torrentes de palabras en los foros, palabras forjadas desde la emotividad y la ilusión. Más aún cuando se le ha podido ver. Ver recuperado en una dimensión donde la salud es avizorada a primera vista. Donde después de mucho tiempo vuelve a estar entero.

Quizás para algunos o para varios, Charly García sea simplemente un músico toxicómano estridente, que ha improvisado habilidades de clavadista para lanzarse de un noveno piso de hotel y darse el gusto para un desafiante remojón en una piscina, o sólo sea lo que queda de un tipo que alguna vez tuvo brillo e ingenio para la música y que ahora pasa sus días deambulando sin horizonte, listo para caer nuevamente, una vez más.

Quienes lo quieren, quienes lo queremos, quienes crecimos escuchándolo, esperamos que la recuperación goce de plenitud, que los malos augurios, los impertinentes malos augurios se diluyan. Que los cínicos de siempre, los que apelan a sofisticadas frases para herir, para burlarse siempre del otro, a esos que no entienden la caricia de la frase tierna y enamorada, o la melancolía de la memoria, se queden en sus guaridas subterráneas, y dejen escuchar la voz de alguien que tuvo que esquivar lo que ellos jamás podrían esquivar. Alguien que asume verdaderamente quién es. Y que expresa con valentía en esta letra de regreso: "Es muy fácil decir lo siento, es muy fácil sentirse bien".

Manuel Eráusquin

Fuente: Correo Lima

Charly García estrenó nuevo video clip

Después de los difíciles momentos que le tocó vivir, el cantante tuvo su recompensa con el estreno de su nuevo video clip de su tema "Debería saber por qué".

Ayer no fue un día más para la vida de Charly García. A las 8 de la noche, el cantante y compositor detuvo sus ensayos para el show del 23 de octubre y prendió el televisor. En minutos sus ojos se llenaron de lágrimas al ver el estreno de su nuevo video clip de su tema "Debería saber por qué".

La presentación del video, filmado en "Vila-Vela" de la localidad bonaerense de Benavídez, se realizó en las señales que emiten clips de canciones, entre ellas MuchMusic y el Canal 26.

A García "le encantó y está contento", contó a DyN su manager Fernando Szereszevsky. "Hasta bromearon cuando surgió en escena el 'Zorrito' (Fabián Quintiero) en momentos que aparecía con una bandeja y vestido de mozo", sostuvo.

Szereszevsky dijo que "lo importante es que se lo vio a Charly muy bien, que es lo que queríamos mostrar. Se lo vio en escenas de primer plano y cantando", agregó. García, quien tocará el día de su cumpleaños 58 en Vélez, lleva vendidas más de 18 mil localidades para esa presentación.

Y comentó que "conversábamos mucho mientras yo escuchaba su nuevas canciones" en la estancia que Ramón "Palito" Ortega tiene en la localidad bonaerense de Luján.

García tuvo varios cambios de vestuario, un traje blanco con el que recibe a Ziembrowsky en un living hasta el de policía que le aplica una multa al actor mientras conduce su auto.

La directora de arte fue Valeria Ambrosio, quien contó con la colaboración de Leo Gaetani, la producción es de Betina Brewda y la producción general correspondió a Fénix Entertainment Group.

Los músicos que acompañan a García en ese tema son Quintiero, Carlos García López, Hilda Lizarazu y los chilenos Kiuge Hayashida, Toño Silva Peña y Carlos González.

Fuente: Ciudad

martes, agosto 25, 2009

Hoy: Estreno!

MARTES 25 de AGOSTO 20 HS. Presentacion del nuevo videoclip de CHARLY GARCIA, en simultaneo por todos los canales de musica y los principales noticieros y canales de noticias de Argentina, algo similar sucedera en el resto de Latinoamerica, España y Mexico.

Fernando Szereszevsky

lunes, agosto 24, 2009

Sebastián Ortega habla sobre Charly García

Charly García finalizó hace unos días el rodaje del clip de "Deberías saber porque". Bajo la dirección de Sebastián Ortega, la filmación se desarrolló en la estancia Vila-Vela de la localidad bonaerense de Benavídez. Además de García, en el video participan Andrea Bonelli y Luis Ziembrowsky.

A continuación, Sebastián Ortega cuenta los entretelones de la filmación del video:






Fuente: Rolling Stone

Nuevas fechas, Nuevos lugares...



Fuente: Personal

martes, agosto 18, 2009

Charly vendió 2500 entradas en una hora

Tocará el próximo 23 de octubre en el estadio de Vélez. Los valores para ver al astro del rock nacional van de 80 a 250 pesos.

El popular cantante Charly García vendió 2500 entradas en la primera hora tras la apertura de expendio de localidades para su show con el que reaparecerá en público, el próximo 23 de octubre, en Vélez, informaron los organizadores del espectáculo. Indicaron que "la compra continúa sostenida" y, al cierre de la primera jornada informarán la cantidad de tickets vendidos.

La venta comenzó a las 10 en el estadio del barrio porteño de Liniers, a través de Sistema Top Show por teléfono al 4000-2800, en sus puntos de venta y en el sitio www.topshow.com.ar.

El valor de las localidades Vip Piano Bar (Campo VIP) y la platea Clics Modernos-D es de 250 pesos, la platea Yendo de la cama al living-A cuesta 180, el campo Say No More 120 y la platea Parte de la religión-sector norte tiene un costo de 80 pesos.

Luego de la difusión hace una semana de su canción "Deberías saber por qué", García retornará a la actividad profesional el 23 de octubre tras un período de tratamiento y recuperación de las adicciones.

El músico filmó el video clip de ese tema durante el fin de semana, bajo la dirección de Sebastián Ortega, en la estancia "Vila-Vela" de la localidad bonaerense de Benavidez.

Los músicos que acompañan a García en ese tema son Quintiero, Carlos "Negro" García López e Hilda Lizarazu, y los chilenos Kiuge Hayashida en guitarra, Toño Silva Peña en batería y Carlos González en bajo

Fuente: Los Andes

sábado, agosto 15, 2009

Backstage videoclip "deberias saber porque"









El clip quedo increible, actuado en varios personajes por el propio Charly, acompañado por Andrea Bonelli y Luis Ziembrowsky.

Fuente: Facebook

viernes, agosto 14, 2009

23 DE OCTUBRE EN VELEZ

Entradas en venta a partir del martes 18 de AGOSTO a las 10.00 hs.
Podes adquirirlas en el Estadio de Vélez o a través de Sistema TOP Show
al 4000-2800 y puntos de venta.



VIP PIANO BAR (Campo VIP) $ 250
PLATEA CLICS MODERNOS - D $ 250
PLATEA YENDO DE LA CAMA AL LIVING - A $ 180
CAMPO SAY NO MORE $ 120
PLATEA PARTE DE LA RELIGION $ 80

Socios de Club Personal podrán ver recital de Charly García en Vélez con 15% de descuento

Lugar Estadio Velez Sarsfield, Juan B Justo 9200.-
Cómo llegar:
Colectivos: 1, 4, 5, 21, 28, 34, 46, 47, 52, 80, 86, 96, 106, 108, 109, 162, 166, 172, 289, 326 y 343.

Puntos De Venta:
Estadio Vélez: Av. Juan B. Justo 9000 (No Cobra Servicio).-
Teléfono: 4000-2800.-
Internet: www.topshow.com.ar
Cabildo 1978 (Yenny)
Shopping Unicenter (Yenny)
Florida 340 (Ateneo)
Av Santa Fe 1860 (Ateneo)
Córdoba 1473 (Librería El Ateneo - Rosario)
General Paz 156 (Librería El Ateneo - Córdoba)
Obispo Trejo 15 y Dean Funes (Disquería Edén - Córdoba)


Fuente: Una Grosa amiga de El Señor

Charly filma vestido de policía con su "amigovia" Mecha

Este fin de semana se grabó el video clip de Deberías saber por qué, el nuevo tema de Charly García. Tras el estreno internacional de la canción el viernes pasado en lo que el gran órgano de marketing detrás de Charly llamó "cadena nacional de rock", Sebastián Ortega se puso tras las cámaras para el rodaje del clip. La locación fue en Benavídez y todo el trabajo tomó dos días. Muchos cambios de vestuario y múltiples ambientes en la misma locación. La directora de arte Valeria Ambrosio supervisó todo. ¿Los protagonistas? Andrea Bonelli, Luis Ziembrowski, Dante —el hijo de Sebastián— y Fabián Zorrito Quintiero. El clip, que no está basado en un relato tradicional, lo tiene a Charly apareciéndole al personaje de Ziembrowski, un productor musical, constantemente. Aquí y allá, Charly lo sorprende hasta como el policía que lo para por la calle. "Charly estaba bárbaro, hizo todo lo que Sebastián le pedía", dice Valeria. "La verdad es que fue un placer para todos los que trabajamos en el rodaje. Lo lindo del asunto es que tenés un Charly renovado".

Durante el rodaje, Charly estuvo acompañado por Mecha Iñigo, la vj de MTV con la que... ¿sale? La chica de 21 años dice que no, que son amigos y bla bla. Lo cierto es que se frecuentan desde hace dos años, después de que Pipo Cipolatti los presentara en una fiesta. Mecha le dijo a la revista Gente : "Me seduce su inteligencia y personalidad. Nos elegimos como compañeros. Siempre voy a estar al lado de él". ¿Siempre? Y, bueno, en el rodaje no podía estar ausente.

El clip aún no tiene fecha de estreno

Fuente: Clarin

miércoles, agosto 12, 2009

Deberías saber porqué II

Es increíble como varios medios salieron enseguida a bajarle el precio a esta vuelta de Charly García. Medios que después compran horrores y los venden como vanguardistas expresiones, o bien como, el latido de lo popular. Colegas que ensalzan a lo que la masa aplaude, o que aplauden gente que ni siquiera saber afinar o cantar decentemente una canción.

Hay varias razones para esto. Una de ellas: es típicamente argentino tratar de pijotear reconocimiento a quien se lo merece, porque muestra la falencia ajena. Otra es que se lo mide a García con una vara distinta, diferente a la que le pondrían a casi todo el resto de los músicos de rock. Otra es que le pegan a Darío Lopérfido porque lo asocian con la Alianza, pero el tipo solo fue un vocero presidencial y secretario de Cultura, ¿y saben qué? La gestión no fue mala para nada. Y la campaña estuvo buenísima. Pegar por pegar, pega cualquiera. Y al argentino eso le gusta.

Charly sigue siendo nuestro espejo aún en la vuelta; nos saca a relucir un montón de cosas, buenas y malas, y refleja de algún modo lo que somos. Eso solo lo consiguen un puñado de artistas, y ya dudo de si es mérito de él, o tara de nosotros.

Mucha gente quejándose de como se usa el Obelisco para una campaña, pero que no dice nada cuando decenas de organizaciones sociales, salen con palos, capuchas y armas blancas, a patotear al pobre tipo que va en auto o a frenar el tránsito, lo que incluye a los laburantes que van de su casa al trabajo o que vuelven.

Mucha gente también dudando de que Charly esté verdaderamente bien; de que no sea un zombie manejado a control remoto por Palito Ortega (fijensé que fue el gran ausente, cuando bien podría haber estado omnipresente sacando chapa).

Y una polémica absurda: ¿el tema era nuevo o no? Como si nos hubieran estafado como Metrogas que nos impone el "impuesto boliviano", para cubrir las ineficiencias gubernamentales. ¿Estaba el tema en algún disco de García anterior? ¿Está prohibido tocar un tema y grabarlo al año siguiente? ¿Está prohibido grabar dos veces un mismo tema? García no salió a decir que el tema lo compuso en la clínica. Es más: yo se lo pregunté y él me dijo que ya lo tenía compuesto antes de la internación, y que lo había grabado el día anterior, esto es 22 de octubre de 2008.

La única cosa interesante de ese tipo, la dijo un amigo mío, Martín Rea, que le encontró parecido con una canción de Duran Duran, "Someone else, not me", que por otro lado está buenísima, pero que es imposible que Garcia haya escuchado. Charly jamás siguió a Duran Duran, y menos al del año 2000, cuando salió el álbum "Pop Trash". Pero hay algún parecido en parte de la melodía, en la atmósfera y en el tempo. Esto le sucede a miles de canciones, y no son iguales.

Pese a todo esto, noté la felicidad de mucha más gente por el regreso, que el ceño fruncido de otros. También noté muchos talibanes que defienden a Charly de lo que no puede ser defendido. Tomemos las cosas como son: una nueva canción de un tipo al que queremos mucho. Que estuvo muy mal, y que ahora está mucho mejor. Que estuvo internado, y ahora vive solo y trabaja para volver a trabajar. Que ayer nos regaló un tema, porque no está a la venta. Y que hizo una campaña que solo constó de preguntarle a todas las radios si querían pasar el tema nuevo de Charly García, y si estaban dispuestas a ponerla en una hora y día específico. Después, la tela del brazaleta y unos avisos en Clarín. Tras la campaña eleccionaria que padecimos, parece muy poco para que tantas gallinas salgan a cacarear sin poner un huevo.

Sergio Marchi

¿quién aguanta a Charly García?

Los angeles de CHARLY

Quienes y como le hacen "El aguante" a mister garcia

"No necesito a nadie a mi alrededor", insiste él. Mientras colaboradores históricos eligieron bajarse del tren, un círculo íntimo prefiere ir en el avión junto al artista. Esta es la historia de los que todavía aguantan.

"Mi instinto de supervivencia me dijo que había que parar." Así, Carlos "Quebracho" Rodríguez, se quebró: después de los controvertidos shows del teatro Opera, el año pasado, dejó de hacerle el aguante a Charly luego de 18 años de trabajo. En ese tiempo, había ascendido de simple fan a operador personal de sonido y sobre todo ángel de la guarda incondicional de Charly. Pero aquella noche —en la que García había cantado "Yo sé que soy imbancable", para darle forma conceptual a una sucesión de escándalos, polémicas e internaciones psiquiátricas— fue demasiado para el colaborador histórico. Si gente tan ligada a su carrera como los músicos Fabián Von Quintiero y Fernando Samalea, se bajó del tren (o era un avión?), quienes quedan alrededor forman parte del nuevo megaconcepto que maneja el genial compositor: El Aguante.

"El aguante es bancársela. No ser un ñoqui de la vida. A veces hay que bancarse cada una, querido, te lo digo yo."Sí, lo dice él, en su habitación Charly-punk, recostado en la cama con una fan que llegó desde San Martín de los Andes y esta ahí. Mira, escucha, no habla. ¿De eso se trata el aguante? Veamos: El aguante es un disco y es un tema con referencias elípticas a los excesos y a los líos amorosos (por su relación con Mónica, la mujer de Andrés Calamaro, que desató un torbellino mediático entre las stars).

Desde hace un par de años, Carlos Alberto García Moreno tomó la resolución de antologizarse, influido claro por sus "padres" los Beatles, a quienes junto con los Stones, hace responsables de su vida de rocanrol full time. A tal efecto abandonó la oficina sala de ensayo que usaba en Puente Pacífico para concentrar todo (vida, obra, rock) en este departamento de Palermo. Y su torbellino atrae.

Tuvo una chica que lo filmaba a disposición (horas y horas de videos espontáneos suyos) y desde hace un año tiene a su lado a la fotógrafa Nora Lezano, quien lo retrata casi a diario. Una tarea ardua que se refleja en esta producción. Llegó un día a esta casa para registrar una nota y se quedó contra viento y marea (y gratis). "Nadie que esté con Charly puede no quererlo porque sería dificil de bancar", dice la chica que se emociona al hablar de su "ídolo".-

Ya en 1993, el mismo se había propuesto tener un testigo privilegiado que contara todo en un libro (el testimonio escrito para asentar el audiovisual). "Espero que no sea muy sacrificado" le dijo al penodista Sergio Marchi cuando lo invitó a asumir la tarea sin horarios y dificiles reproches que el año pasado tomó forma de best-seller en No digas nada (lleva agotadas cinco ediciones). "Pude verde cerca la creatividad del nono y ver como algunos que están a su alrededor pueden joderlo por un 10 por ciento de comisión", explica Marchi, quien también estuvo ahí en momentos críticos para la salud de García cuando "se acelera, pierde la capacidad de escuchar y cambia de ideas cada dos segundos". Situaciones como esta llevaron a que Juanse, su rocker más incondicional, se comunicara con el periodista para "hacer algo" por Charly y a que en en el transcurso de esa charla llegara a decir: "Yo por Charly me cortaría un brazo".

De todos modos, el twister García sigue adelante y no repara en agradecimientos o menciones de honor. Así como en el disco canta "Soy tan loco que parezco irrompible" (con coros de Menudo!), en el living dirá: "Soy un tipo sano. ¿Por qué te crees que me internaron, porque estaba loco? Digamos que yo fui a la clínica para hacerle la gamba a una serie de gente". "Imbancable", "Irrompible", García también inmortalizó en radios y discos (de los ochenta) la frase "No necesito a nadie alrededor". No es tan así. Su vida incluye empleados y confidentes que pocas veces sabrán cuál de las funciones están cumpliendo. El propio Charly advierte que "los que me conocen no me dejan tener amigos o algo así. Porque así sus vidas perderían sentido". LAURA LOPEZ, habla entonces del sentido de su vida al lado de Charly García. Ex asistente de Mercedes Sosa y hoy secretaria personal de "El Niño" (como lo llaman en la intimidad) hace las veces de agenda viviente ("meiki japen", la llama él). Se encarga de las

compras del supermercado, de que nunca falte la Coca Cola en la heladera y, desde que falleció TRANSITO -histórica ama

de llaves-, también de algunas cosas de la casa. Y sabe lo que hace: "La idea no es cuidarlo, es estar."

La era del Say No More marcó también el adiós a la "banda de Charly", una de las agrupaciones musicales mejor pagas de la escena local. Se fue el Zorrito, se fue Samalea y se fue Rinaldo Raffanelli. Se quedó MARIA GABRIELA EPUMER, tal vez su última adquisición, la guitarrista con sangre ranquel que le hace el aguante?: "No es que lo aguanto a él porque si no tengo ganas no estoy. El es muy intenso. Y yo estoy si la paso bien" dice. Y sabe cuidarse: trata de alejarse de Charly cuando se desata la vertiginosa corriente del Niño. El otro famoso de la banda del Aguante es el ex Virus MARIO SERRA, quien define su relación desde el elogio:"Es el más rockero de todos. Es capaz de pasarse días seguidos tocando sin pegar ojo". ¿El resto?: fans que se quedaron a vivir como el bajista Murray, la saxo Gabriela y el percusionista Gabriel Said o los más tangueros hermanos Di Salvo. O gente como MARCOS SANZ, un ingeniero de sonido español que Say No More capturó en Madrid y que se queda entre nosotros seducido por "el oído absoluto" de Mister García.

"Muchos de los que tocaban conmigo ya se aliaron al equipo de los casados gordos. ¡No tengo banda, tengo instrumentos!" (Charly, este lunes, en su casa.)

Aparecen algunos familiares, también, entre los ángeles de Charly. La sobrina postiza de García (19) jamás olvidará cuando compartieron 3 días en una habitación en un hotel de Madrid, y tenía que escaparse a cualquier lado para poder dormir. VIRGINIA SAN ROMAN, de ella se trata, tiene un local de ropa en la galería Bond Street, que se llama Say No More, producto de un expreso pedido de Charly:

"¡SNM tiene que tener un costado fashion!". La última palabra sobre García y su entorno o el club o el aguante o como se lo quiera llamar, la tendrá el bíógrafo Marchi: "El consume mucha energía de los que están alrededor. Y eso es difícil de aguantar" -

¿ Se acuerdan de la letra de Inconsciente Colectivo?

Habla su hijo

MIGUEL ANGEL

"Me importa te familia, no el entorno " había dicho, García durante la. entrevista. Minutos después, Miguel Ángel Garcia (21) explicará cómo vive esa familia."Mi éxito es tener una buena comunicación y lo divertido, salir a comer un tostado y hablar del Mundial". A tal punto sostendrá eso que, entre carcajadas, confiesa que Maria Rosa Yorio (su madre, que conoció a Charly como fan en uno de los primeros shows de Sui Generis) se pone a llorar de emoción cuando él mismo le muestra los temas que cornpuso. Porque igual qué papá, con quien vive desde los trece, en el mismo edificio pero dos pisos más abajo, se armó un estudio hogareño. Con idéntica voz nasal elogia la normalidad puertas afuera ‘Siento mucha envidia de los que se levantan a las ocho de la mañana de buen humor y tienen novias y las tratan bien Admiro a los chicos que estudian, laburan, tienen situaciones de vida pesadas y encima. tratan de tocar." Y se farnatiza familia adentro. A mi por lo que hace el quia se me caen dos babas en stereo y lo que no entiendo, por ahi dentro de veinte años. (Epa También le gustan los signos de puntuación raros y dejar sin completar las frases ¡Dos gotas de agua los García!,¿vió?). A los 21 se peina. como Ozzy Osbourne aunque, dice, prefiere tocar fusión con música hindú antes que rock, y reconocerá que a la hora de los consejos musicales su padre lo considera menos que un amigo. Charla pacientemente con las piernas y los dedos de la mano cruzados, sentado sobre una mesita ratona. Accedió a la nota porque, claro, ha estado en el centro del aguante desde que se decidió a vivir muy cerca de su Charly.





Textos: Ernesto Martelli y Pablo Schteingart

10 de junio 1998 - Suplemento Sí! (Clarin)

martes, agosto 11, 2009

Deberías saber porqué

Los críticos se ganan la vida aplicando la misma inteligencia y la misma sensibilidad para comentar las novedades de esta temporada de Videomatch o la presentación de Los auténticos decadentes en el Luna Park. Su escalafón va desde el suplemento joven hasta la sección espectáculos y de ahí al suplemento cultural del fin de semana. Cada diciembre votan en encuestas que consagran a Kill Bill 2 como la peli del año y en el rubro rock sus preferencias se dividen en partes iguales entre Dárgelos y el pelado Cordera. Esta constelación sostiene al crítico de un diario que en 1996 calificó el disco Say no more con un “regular”. Definitivamente, en esta época en que el significado de la industria cultural se procesa en los medios masivos, Charly no ha tenido quien lo pensara.

El párrafo anterior lo escribí en el invierno de 2004 y lo publiqué en La otra n° 6, pero, si me permiten, lo vuelvo a escribir tal cual, porque me encuentro a mí mismo en la misma posición exactamente, con los puntos y las comas. Se puede constatar por la mediocridad que mostraron una vez más los críticos con el lanzamiento del nuevo tema de Charly el viernes pasado. En 2004 decía yo también esto que recupero para el día de hoy:

Hay quien ha dicho, a propósito de estas actuaciones del invierno de 2004, que Charly canta mal, que desafina, que su desempeño escénico es “desprolijo”. Son los mismos que semanas después destacan el profesionalismo del show de los Babasónicos. Son los críticos. ¿Cómo es la vida de los críticos? ¿Qué tienen los críticos en el bocho? ¿Qué les gustaría estar haciendo cuando los mandan a “cubrir” un show de Charly, para al día siguiente escribir: “Más que la interpretación, la performance escénica de García o la elección del repertorio, se impuso la emoción. (...) Echar mano de ese prodigioso manual de canciones le basta para provocar respeto, admiración, ovaciones y fanatismo. Toque como toque, se mueva como se mueva.”? (Cristian Vitale, Esteban Pintos y Roque Casciero, “Fin de semana en el planeta Say No More PAGINA 12, 12-7-04). Una idiotez que goza de consenso entre los críticos: Charly ha compuesto en algún momento del pasado unas cuantas buenas canciones y desde hace años vive del crédito que le han otorgado esas canciones entre “su” público.

Y si este párrafo tiene para mí recuperada vigencia es porque estoy leyendo el oscurecido desempeño profesional de uno de los mentados en Página 12 de ayer. El párrafo más apagado:

"Está muy bien ilusionarse con el regreso del ídolo, pero habría que pisar un poco el freno antes de imaginar que va a cantar como en la época de Clics modernos o componer como en sus mejores años. Nadie debería pedirle tanto, aunque tampoco es cuestión de decir “¡qué recuperado está!” sólo porque se lo ve con más kilos, como en su miniconcierto en Luján. El cariño que Charly supo ganarse con sus canciones y con sus actitudes –aunque muchas de ésas provocaron que muchos amigos se alejaran de él– genera que los fans sueñen con el pasado: por algo se insiste tanto en que García prepara un concierto con canciones de su período cumbre (’81-’87), previo a la saynomorización, el constant concept y todos los artilugios que, siempre inteligente, inventó para disimular que sus temas ya no estaban a la altura de lo que había hecho antes. Ni el más sacado de sus fanáticos se atrevería a comparar lo mejor que hizo García de los ’90 para acá con “Desarma y sangra”, “Viernes 3 AM”, “Yendo de la cama al living” o “Demoliendo hoteles”.

¿Qué tiene Roque Casciero en el bocho? No sé con quién está discutiendo al hablar de la ilusión de que Charly va a cantar "como en la época de Clics Modernos", o cuando con cinismo cita la frase “¡qué recuperado está!” porque se lo ve con más kilos. Lo que nunca se sabrá es cuáles fueron los mejores años de Casciero, que por lo visto ha perdido un lustro entero sin mostrar una mínima evolución en su deslucida obra. Es improbable encontrar en alguna nota suya un concepto musical. Es más fácil que el tipo saque patente de listo (entre gente aún más sorda y ciega que él) hablando de la operación de marketing que involucra este "regreso" de Charly.

Un músico popular como García, cuya obra toca íntimamente a varias generaciones de oyentes, es noticia porque luego de atravesar un delicadísimo período de vida vuelve a componer, a grabar y a tocar. Eso sólo es una buena nueva para cualquiera que no sea un miserable, porque los creadores de canciones como Charly dejan en el pueblo una huella profunda que es incomparable con la que pueden dejar otras personas que, presuntamente, gozan de más poder. El poder de la canción cala hondo y se extiende en el tiempo. Una canción de Charly compuesta en 1974 se escucha hoy como recién compuesta, una nota de Casciero de ayer hoy está envolviendo una docena de huevos. ¿Lo ves? No es que los críticos especializados tengan que ser forzosamente mediocres para ganarse un amargo salario, lo que pasa es que son mediocres con el orgullo de mostrar la insanable alienación de su empleo remunerado. A un tipo que afirma minucias maledicentes como las que citamos en el párrafo anterior, ¿le interesará la música? ¿estará embolado en su laburo? ¿no puede escribir algo mejor que una sarta de bajezas? ¿marca tarjeta? ¿tiene que pagar la boleta del gas con gran aumento y por eso muestra amargura en su empañada prosa? ¿hace falta que envenene el aire con ideas abyectas? ¿es capaz de decir algo sobre la música, de Charly o de cualquier otro, música, digo, no sobre el vestuario ni sobre el horario del comienzo ni sobre el brazalete en el Obelisco ni sobre los kilos de Charly? ¿se habrá planteado al menos la posibilidad de hablar alguna vez en su ya demasiado prolongada carrera acerca de la música?

El crítico malpensado tiene, ante el lanzamiento de Deberías saber por qué, la posibilidad de pretenderse agudo refiriéndose a la operación de marketing que acompañó a la canción. Es bien fácil. Un tipo como Víctor Pintos, desde su página, gana espacio en los medios a la sombra de esta canción: "denuncia", al mejor estilo Paparazzi "el lado oscuro del regreso de Charly". A la altura de un Luis Ventura "descubre" que la canción no es nueva, porque aparecen grabaciones en vivo de Charly cantándola meses antes de su internación. De esta manera, el lado botón de todo periodista cumple con su función vocacional: botonear. Lástima que la hazaña de Pintos sea tan insignificante. Si Charly la cantó en febrero del 2008 y fue internado unos meses después, si anduvo realmente mal y ahora anda mejor, si pensamos que nunca más iba a cantar y ahora está cantando, si en los meses de internación Charly completó esa canción con algunas estrofas nuevas, si la grabó en plena rehabilitación en la quinta de Palito, si podemos escuchar la voz que ahora tiene Charly (que no es la que tenía en los 80 ni en los 90 ni en el 2008, sino la que tiene ahora mismo), si la mezcla del tema se hizo la semana pasada y fue registrado en SADAIC hace pocos días, si a partir de este proceso Deberías saber por qué pasa a formar parte del corpus más sólido y perdurable que pueda exhibir algún músico argentino vivo, ¿qué importancia tendrá si el tema se hizo 6 meses antes o 6 meses después? ¿No es empeñar una energía laboral inútil dedicarse a "investigar" un dato tan irrelevante como para ser olvidado enseguida, mientras la vida de la canción podrá medirse en décadas? ¿Por cuánto tiempo, a cuántas personas les importará si la canción Charly la hizo en enero de 2008 o en enero de 2009, ahora que ya podemos escucharla?

Es alta la pretensión de dialogar con la obra de un músico como Charly, puede sonar a ambición desmesurada para un escriba que cobra tantos pesos por cada 100 caracteres. Pero si uno no es un imbécil sin remedio tiene que proponerse decir algo que esté a la altura no ya del don del artista, sino al menos de su generosidad. A veces esto mismo es mucho pedir, pero Pintos perdió otra oportunidad de aportar algo interesante, aunque su botoneada le sirve para aparecer en América Noticias y en alguna radio. Pintos y Casciero son circunspectos fiscales de la Verdad y Charly es el Sospechoso, el Examinado.

Alguien, avezado, desliza "no sé hasta qué punto Charly decidirá sobre estas cuestiones". Hacé una cosita, cosita, escuchá el tema, justo ahí donde Charly empieza diciendo

Che, si en verdad me tomás en serio,
deberías saber por qué.
En el fondo no es un misterio,
deberías saber por qué te vas
ahí nomás,
todos van hasta ahí nomás...




Escuchalo y hacé de cuenta que ese "che" con el que empieza la canción se dirige a vos, medite con tamaña voz que se dirige a vos directamente, meditalo, tratá de pensar si te habla a vos esa voz, si acaso vos no sos el que te quedás ahí nomás en el mismo instante en que escribís "no sé hasta qué punto Charly decidirá sobre estas cuestiones". Te lo está diciendo alguien que hizo tal canción y tal otra y llegó hasta tal punto y no se quedó precisamente ahí nomás. Pensá si acaso vos, en tu vida, tenés un control sobre tus decisiones mayor que el autor de esa frase. No te lo pregunto para mí, no sé quién sos y la verdad es que no me importa. Pero escuchá esa voz que te pregunta si te quedás ahí nomás.

En la tarde del sábado tuve la suerte de hablar de la canción con dos tipazos que para colmo de bienes son músicos, tejedores de canciones ellos también: Pablo Dacal y Gonzalo Aloras. Ellos, que por su oficio podrían sacar a relucir cuestiones técnicas para ponerse en evaluadores (con más fundamento que los Pintos y los Cascieros de este mundo), no hicieron nada de eso. Contaron que el viernes a la noche, junto con otros músicos, estuvieron escuchando el tema de Charly varias veces, que lo sacaron y lo tocaron, que lo pensaron y lo discutieron. Dacal dice que escuchó con mucha antención la letra, porque Charly tiene esa capacidad de decir cosas profundas con frases muy simples, que se te abren paso en seguida y te hacen pensar. Dice que lograr una de esas frases con palabras sencillas es un algo difícil. No se le ocurre a Dacal, ni se le pasa por la cabeza, entrar a considerar si el tema Charly lo hizo en su etapa Say no more o en su estadía en la clínica. Habla de lo que a través de la canción Charly le está diciendo a él.

Después habla Gonzalo Aloras y me vuelve a soprender con su inteligencia. Dice que escuchó el tema muchas veces, que analizó la secuencia de acordes, la estructura clásica de la canción, que lejos de las apariencias de facilidad las canciones de estructura clásica son difíciles de hacer. Pero dice algo más: pensó dónde estaba el meollo del tema y cree haberlo descubierto después de varias oídas. Señala que le llamó la atención que, entre tantas cosas que se publicaron en las primeras 24 horas del lanzamiento del tema, nadie hubiera reparado en el auténtico acontecimiento, una cuestión que no tiene que ver con la técnica musical ni con el marketing, sino con el pensamiento de la música: Charly pone, después de la primera exposición del tema, a los 50 segundos aproximadamente, un silencio que dura 5 segundos. Esos 5 segundos son música, en el sentido más preciso de la palabra. La primera vez que lo escucha, Aloras cree que se cortó la trasmisión, le pega un golpecito a la radio para ver si se reanuda, pero el segundo "che" de Charly aparece sólo 5 segundos después. Dice Aloras: es el más reconocible arte de Charly, ese que te descoloca, que te lleva a probar si algo no ha fallado, para hacerte oir, al tiempo, que no, que no hay falla o que la falla es parte del acierto. Ese silencio en medio de un tema popular puede ser el silencio que hizo Charly durante estos meses o puede ser el silencio que está haciendo ahora para que vos habites en él, para que pienses, después de que Charly te dice que si en verdad lo tomás en serio deberías saber por qué te quedás ahí nomás. Dice además Aloras que ese silencio es rarísimo en la música popular, que habría que ponerse a buscar un silencio así de largo -y de denso en significados- en otras canciones y que se tardará bastante en encontrar otro ejemplo similar. Dice también Gonzalo que hacer semejante silencio en una ejecución en vivo de este tema será muy difícil, porque es altamente probable que los músicos que están tocando no puedan entrar todos al mismo tiempo. Y dice que ese silencio es música, que Charly se da el lujo de recordarle a todos el valor musical del silencio.

Pensemos una cosa que quizá se les haya escapado a Pintos, Casciero y a otros tan listos como ellos: si el viernes a las 12 había cientos de miles de personas escuchando la canción a lo largo de Argentina y otros países de habla hispana, de pronto, en todos esos oidos se hizo silencio durante 5 segundos. ¡Silencio! terminaba rogando Federico Fellini en la última escena de su última película, La voce della luna, en un mundo aturdido por el ruido. Charly, dice Gonzalo, está diciendo de un modo renovado, de un modo específicamente musical, para ver si tenemos oídos para escucharlo una vez más por primera vez: say no more. Y en estos meses parece que encontró una forma superior de volver a decirlo.

fuente: La Otra

sábado, agosto 08, 2009

Quise que el Obelisco tuviera mi brazalete

Deberías saber por qué es la canción que marca el retorno del artista a la vida pública tras más de un año de recuperación. El entramado del marketing que impulsó el lanzamiento del músico que continúa en tratamiento, ensaya para tocar en Vélez y defiende el concepto SNM.

Estoy contento y emocionado” dice Charly García a PERFIL tras la presentación en sociedad del tema Deberías saber por qué que el mundo escuchó ayer al mediodía en distintas radios y canales de Argentina, Latinoamérica y España. Se dijo que fueron más de 18 millones de personas quienes lo sintonizaron, aunque luego la empresa Fénix anunció que la cifra se habría triplicado. El músico cuenta que lo oyó en radio en su casa junto al Zorrito Von Quintero, con quien más tarde fue al Obelisco a ver la instalación de un brazalete, Say no More, antes de una tarde de largas sesiones de recuperación en la clínica Ineco. ¿De quién fue la idea de la instalación?, se le pregunta. “Mía, por supuesto. Y no lo sabía nadie. Yo me lo imaginaba, quería que el Obelisco tuviera por un día mi brazalete”, que con su firma será subastado a beneficio del Instituto Cultural de la Infancia.

En el medio pasaron, un “escándalo” en Mendoza, dos clínicas de rehabilitación y una larga temporada en la finca Mi negrita, que Ramón “Palito” Ortega tiene en Luján. Hoy el músico vive en Capital, aunque alejado del que fue su bunker por más de 20 años (en Coronel Díaz y Santa Fe). En un coqueto departamento de Palermo, está al cuidado permanente de una mujer que le realiza las tareas de limpieza y enfermeras que lo acompañan en su recuperación. Además, está muy cerca de Mecha Iñigo, la VJ de MTV de la que asegura estar enamorado y que por falta de autorización judicial y hasta tanto no cumpliera la mayoría de edad no podía visitarlo asiduamente en la finca de Luján. “La casa la estoy empezando a sentir como propia porque tengo mi teclado, mis libros y mis discos que se mudan conmigo”, cuenta el músico y agrega: “La rutina a veces es aburrida, me levanto temprano y me acuesto temprano. En realidad a mí no me aburre porque estoy contento de progresar”.

Se trata de una de las canciones con las que estuvo trabajando junto a los otrora “enfermeros” Carlos “el Negro” García López, Von Quintiero y Fernando Samalea en el estudio Los Pájaros, que Ortega tiene en su quinta. Y otra vez la polémica. Ahora sobre si la canción la había estrenado antes de la internación o la compuso durante su estadía en la finca. Videos armados en YouTube, audios sospechosos y Charly que sentencia: “Hago canciones desde que tengo uso de razón”. “Este tema lo vengo cantando con distintas músicas y letras, y la verdad ni me acuerdo cuando lo empecé. Esta polémica es ridícula”. Para Charly fueron meses de limitada exposición y ahora, de repente, la noticia de una gira lationamericana, un recital en Vélez (23 de octubre, día de su cumpleaños 58), temas nuevos, video (que graba este fin de semana y donde va a actuar). “En este momento sólo me importa que me acompañen mis amigos y mis fans. Será un show largo. Tenemos 35 temas ensayados y deberíamos empezar a recortar”, se ríe. “No tengo miedo de salir a escena, pero antes de Buenos Aires voy a tocar en América latina. Reservo mi cumpleaños para acá porque es una fecha muy especial”, dice.

Aunque Charly está lejos de los números y de las estadísticas y sólo se guía por el termómetro de sus ganas de volver al ruedo, se informó que en Internet entre las 12 y las 14 horas más de 50 mil ingresaron a la web www.personal.com para escuchar el tema.

Poco se sabía del presente artístico de Charly antes de esto. Que había grabado un tema con Mercedes Sosa, que en Año Nuevo brindó un mini recital con amigos, entre los que estuvieron, León Gieco y Nito Mestre, que después de meses había vuelto a ensayar con los músicos chilenos Carlos González (Bajo), Kiuge Hayashida (Guitarra) y Toño Silva Peña (Batería), y que dio un “sorpresivo” recital en Luján.

El negocio. La expectativa generada por un gran despliegue de marketing, a cargo de la empresa Fénix, fue efectiva si se tiene en cuenta la relación costo beneficio. Difusión alimentada por la ansiedad de sus seguidores, con la poca inversión de 80 mil pesos en publicidad gráfica donde se instaló la idea de la Cadena Nacional del Rock.

“Todo lo que planeamos comercialmente está consultado por Charly. Comparte las ideas junto a su mánager y Darío Lopérfido. Mira las fotos y elige las imágenes”, dice Marcelo Dionisio, gerente general de Fénix, aunque desde el entorno aseguran que García sólo vio al ex secretario de Cultura de la Ciudad “una vez y de lejos”.

Según Dionisio, el contrato con García “es un contrato global, que tiene como objetivo el desarrollo del negocio a largo plazo, donde Charly tiene asegurado un rendimiento económico”. “En primera instancia acordamos por un año”, afirma.

En sus 2’49 de duración la canción genera climas, tiene cortes precisos, es pegadiza y sugiere, en plena etapa de recuperación: “Che, si es que entrás a mi apartamento/ Deberías saber por qué/ Es muy fácil decir lo siento/Es muy fácil sentirse bien”. García está haciendo música y es una sana noticia.

Produción: Gustavo Mendez.

Fuente: Perfil

Sobre los peligros de la exageración

La campaña montada sobre una canción reciclada se entiende desde lo publicitario, pero recarga las tintas sobre la magnificencia del ídolo, que continúa su recuperación. ¿Era necesario?

Cuando se monta una campaña de prensa grandilocuente, por lo general se hace imposible que el objeto de esa movida esté a la altura de las circunstancias. Esto viene a cuento de la famosa “cadena nacional de rock” que armó Darío Lopérfido –diseñador del operativo regreso– para difundir una canción nueva de Charly García, lo que marca el primer paso de su regreso a la actividad después de la internación para recuperarse de sus adicciones. “Vuelve el más grande” anunciaban los carteles en Buenos Aires, y a continuación se listaban las radios, páginas web y canales de televisión argentinos y del exterior que habían acordado difundir “Deberías saber por qué” exactamente en el mediodía de ayer. Los clientes de Personal tuvieron el anuncio en sus celulares, donde se resaltaba que “vuelve con todo”. Y ni que hablar del brazalete de Say No More en el Obelisco (que será subastado a beneficio del Instituto Cultural de la Infancia)... Exageraciones, como cualquier cosa que tenga que ver con la publicidad. Pero el sujeto en cuestión estuvo internado hasta no hace mucho y todavía la pelea para recuperarse completamente, por lo que el cuidado debería ser mayor.

Después se supo que el regreso no era tan así, porque la canción había surgido antes de que García fuera a parar a una clínica por orden judicial, en plena etapa Say No More, y aparecieron en los sitios web Taringa y YouTube algunas versiones en vivo. La que suena desde ayer, en cambio, fue registrada junto a viejos compañeros de ruta de García: Pedro Aznar, el Zorrito Von Quintiero, Hilda Lizarazu, el Negro García López y el trío de músicos chilenos Toño Silva Peña, Carlos González y Kiuge Hayashida. Entonces salieron las aclaraciones: García terminó de componer la letra de la canción durante su internación y se registró en Sadaic el mes pasado, cuando estuvo listo el mastering de la versión que se escucha desde ayer al mediodía. Al fin y al cabo, una minipolémica tampoco hace mal cuando se espera un retorno a los escenarios nada menos que en el estadio de Vélez Sarsfield (el 23 de octubre).

Está muy bien ilusionarse con el regreso del ídolo, pero habría que pisar un poco el freno antes de imaginar que va a cantar como en la época de Clics modernos o componer como en sus mejores años. Nadie debería pedirle tanto, aunque tampoco es cuestión de decir “¡qué recuperado está!” sólo porque se lo ve con más kilos, como en su miniconcierto en Luján. El cariño que Charly supo ganarse con sus canciones y con sus actitudes –aunque muchas de ésas provocaron que muchos amigos se alejaran de él– genera que los fans sueñen con el pasado: por algo se insiste tanto en que García prepara un concierto con canciones de su período cumbre (’81-’87), previo a la saynomorización, el constant concept y todos los artilugios que, siempre inteligente, inventó para disimular que sus temas ya no estaban a la altura de lo que había hecho antes. Ni el más sacado de sus fanáticos se atrevería a comparar lo mejor que hizo García de los ’90 para acá con “Desarma y sangra”, “Viernes 3 AM”, “Yendo de la cama al living” o “Demoliendo hoteles”.

En ese mismo sentido, ¿es realmente “Deberías saber por qué” una de las mejores canciones que compuso Charly García, tal como él mismo dijo? Y... no, claro que no. No porque la balada sea mala, al contrario: es bastante superior a lo que grabó en mucho tiempo y está cantada con más matices. Pero ubicarla entre lo mejor de García sería minimizar demasiado la historia de semejante icono de la música popular argentina. La declaración suena a tono con la del manager Fernando Szereszevsky, que aseguró que ayer fue “un día histórico para el rock”. Otra exageración innecesaria. Por supuesto, lo antedicho no es una crítica a Charly, que en las entrevistas que publicaron Rolling Stone y Clarín se mostró ilusionado con su regreso y con su vida “limpia”. ¿Por qué no debería sentir que está mejor, si eso es evidente? “El peleó mucho para estar así y disfrutar de esto –dijo su representante–. Trabajó mucho para demostrar que está más vivo que nunca. Hacía un montón de tiempo que no lo veía disfrutar tanto.” Ojalá siga así. Y que ninguna campaña le imponga estar a la altura de su pasado más glorioso, porque no sería justo con un tipo que luchó y lucha para ser feliz.

Por Roque Casciero

Fuente: Página12

viernes, agosto 07, 2009

El brazalete de Charly se subastará para una entidad de bien público‏

El distintivo que identifica al artista desde hace años fue donado por Charly al Gobierno de la ciudad, para ser subastado a beneficio del "Instituto cultural de la infancia".

Luego de recuperarse de sus adicciones, el popular cantante de rock presentó este mediodía en cadena nacional su nuevo tema, “Deberías saber por qué”.

La canción fue mostrada por todas las radios y canales de televisión del país. Esta nueva composición es un emotivo tema que García escribió el año pasado.

Una de las frases que compone la canción es: “Si en verdad me tomás en serio, deberías saber por qué... todos van hasta ahí nomás”.

El nuevo disco de Charly fue grabado en la quinta del su amigo Ramón “Palito” Ortega durante el verano pasado, donde permanecía en tratamiento para su recuperación.

En tanto, los fieles del músico, en gran parte, convinieron para la ocasión en el obelisco: monumento que fue decorado especialmente con el brazalete que el “bicolor” suele portar en su brazo.

La cuestión es que el famoso brazalete ha sido donado hoy por Charly al Gobierno de la ciudad, para ser subastado a beneficio del "Instituto cultural de la infancia", con sede en la biblioteca La Nube; (nueva institución del ministerio de cultura de la ciudad).

Fuente: Agencia Federal de Noticias

Say no more, desde el Obelisco

El ícono porteño luce desde este mediodía una cinta negra con el símbolo de Charly García, que presentó en distintas radios, en cadena, su nuevo tema "Deberías saber por qué"








Fuente: LaNacion.com

Deberias saber porque!!!

Charly es mas grande de lo que imaginaba, su presencia en el peor momento o en el mas sublime, genera algo dificil de buscar en otra personalidad de nuestro pais.
Algunos aprovechan la movida para hacerse famosos o buscar un poco de prensa, esa que por meritos propios no tienen ni tendran jamas.
Es la primera vez en la historia que a un musico se le cuestiona el momento de la composicion de una cancion, es casi surrealista este planteo, solo digno de las pequeñas miserias de los pequeños miserables.

La mayoria de los musicos tienen melodias en su cabeza por años y van buscando la letra acorde y trabajando demos, hasta encontrar el punto exacto.
Desde ayer circula un video donde se cuenta que Charly compuso este tema el año pasado, con una trampa pequeña pero importante, en ese video se escucha un audio de Garcia en vivo, haciendo un boceto de "Deberias saber porque", con otra musica y parte de la letra distinta, el truco esta que pegado a eso agregaron una version robada con un celular de una toma del tema verdadero en Lujan, con esto confundieron y engañaron a la gente, haciendole creer que el tema estaba hecho hace rato.

Los Beatles contaban que para medir como quedaban los temas, salian a probarlos en bares de Liverpool, pero jamas nadie les cuestiono nada, Charly y Spinetta tocaron en vivo en el programa Badia y Cia una version de Rezo por vos, pero al momento de grabarlo Charly le cambio la letra e hizo retoques en parte de la musica.

Este periodista que salio a contar esto, pero sin precisar la verdadera trama del montaje que tenia ese video, es el mismo que para el cumpleaños 57 de Charly, escribio que era imposible que vuelva a grabar o a estar bien, mucho menos a recuperarse, despues del show de Lujan, se encargo de contar que el musico mas grande argentino estaba acabado, como no soporto ver la realidad, no le quedo otra que embarrar la cancha, y lo hizo de la peor manera, confundiendo, denigrando, poniendo en tela de juicio cosas inexistentes.

Pero esto suele ser como la moneda falsa, la acuñan los delincuentes y la hacen rodar los honestos, dentro de ese grupo quedaron los verdaderos seguidores, de Charly, los que lloraron con la internacion y los que disfrutan a pleno su regreso triunfal y la salida al aire de una cancion que tiene destino de himno.

Como bien me dijo Garcia hoy mientras mirabamos las imagenes del brazalete en el obelisco: la mediocridad para algunos es normal, la locura es poder ver mas alla.
Celebremos la musica y la vida de Charly!!!

Fernando Szereszevsky

Fuente: Facebook

Charly... agazapado???

Y de pronto, todo el mundo volvió a hablar sobre Charly García, sobre su vuelta, sobre su recuperación, sobre su nueva canción... Tal vez sean los mismos que se rasgaron las vestiduras tras la muerte de Michael Jackson, que de un día para otro pasó de ser -para millones- un negrito "emblanquecido", pervertido y pedófilo, a ser un mito, la máxima estrella de la historia de la música universal. Los mismos que lapidarán nuevamente a Charly si éste no cumple las expectativas del "deber ser" o de lo que se considera "políticamente correcto".

De cualquier forma, aparentemente Charly se vio obligado a ceder ante la voracidad de la sociedad, y tal vez aprovechó sus problemas de salud para que este cambio en sus paradigmas tradicionales pasara un poco desapercibido. Así, el profesor Say No More se tuvo que entregar, resignado (o listo para contraatacar, quién sabe?), a las demandas de la sociedad de consumo, que al parecer no tolera que un tipo que editó 45 discos (sí señores), uno más exitoso que otro, sea un flaco desgarbado, alcohólico, adicto a sustancias, y que haga lo que se le cante.

Por lo pronto, SNM se mostró en público como un señorito aplicado, obediente, que está dispuesto a cambiar y a ganar guita si "prende" nuevamente su música en el gran público (lamentablemente para él, las pirateadas en internet permiten bajar música gratis al toque, y si no que lo diga el propio Charly, a quien le "filtraron" un disco entero -Kill Gil- antes de que tuviera la posibilidad de salir a la venta; de manera que la guita fuerte en la música parece provenir hoy de los recitales).

El tema musical que difundió hoy se llama "Deberías saber por qué", y de movida lo elogió diciendo que era tal vez una de las mejores canciones que compuso. A fuerza de ser honestos, no creo que alcance las dimensiones de las grandes producciones de Charly, pero representa un paso adelante, tras varios años de no editar discos (en términos reales, su última entrega fue "Rock and roll yo", en 2003, sin contar la reedición que se hizo de "Música del alma", en 2006).
Los que creemos en la genialidad de este tipo pensamos que está saliendo de una etapa de reposo, o de un período sabático, y que en un plazo a determinar ofrecerá un portentoso despliegue de música maravillosa, de composiciones para la historia. Queremos que viva por siempre, y si es con buena salud, mejor todavía. Todo genio tiene su período de ostracismo, en el que los demonios invaden y nublan la visión y la percepción de la cosa. Pero algo hay, o algo habrá, querido maestro...

Pretendemos que sea siempre auténtico, porque ese es su estilo, es su firma, y que no sucumba ante las luces del espectáculo, que siempre están encendidas para personajes como Nazarena Velez o Guido Suller.

Espero que el gato de metal esté agazapado, listo para matar de nuevo, y que mantenga en alto el concepto SNM, y que no afloje con El Aguante. No olvidemos, estimado profesor, que el público efímero festejó mucho "Chipi Chipi" y jamás escuchó "Necesito un gol".
Para finalizar, entrego a quienes leen esto la letra del tema "Ah, te ví entre las luces", una pieza maravillosa del disco "La máquina de hacer pájaros" (1976), de La máquina de hacer pájaros.

Nadie habla en la sala
nadie de pie
¿Estás lista para viajar?
¿Estás lista para venir?
Está bien, está bien, está bien...

Estás... sentada en el aire
nada de luz
esperando que marquen tres
esperando verme otra vez
Está bien, está bien, está bien...

Ah! Te ví entre las luces
con tu cara toda azul...

Así amaneció hoy el obelisco



Fuente DIOS

Escuchá el nuevo tema de Charly García

El nuevo tema de Charly García, titulado "Deberías saber por qué", fue grabado en las sesiones que se hicieron con varios músicos amigos en la quinta de Luján de Ramón "Palito" Ortega, mezclado y masterizado bajo la dirección del propio Charly en los últimos dos meses y registrado por primera vez en SADAIC durante julio. Es un tema que, por ahora, no tiene destino de ser editado discográficamente: se estrena en una gran cantidad de medios de comunicación (entre ellos la página web de Rolling Stone) en la denominada "Cadena Nacional del Rock"y, según pudo saber RS, por el momento permanecerá inédito.

Escuchá "Deberías saber por que" de Charly García haciendo clic acá

Fuente: Rolling Stone

La historia detrás del nuevo tema de Charly García

El nuevo tema de Charly García, titulado "Deberías saber por qué", fue grabado en las sesiones que se hicieron con varios músicos amigos en la quinta de Luján de Ramón "Palito" Ortega, mezclado y masterizado bajo la dirección del propio Charly en los últimos dos meses y registrado por primera vez en SADAIC durante julio. Es un tema que, por ahora, no tiene destino de ser editado discográficamente: se estrena en una gran cantidad de medios de comunicación y, según pudo saber RS, por el momento permanecerá inédito.

En Internet ya hay fragmentos de versiones previas a la internación de Charly, registradas en shows en vivo durante enero y julio de 2008. Pero fue durante su internación en Dharma, coinciden varias personas que lo visitaron allí, que el propio Charly tocaba insistentemente versiones de este tema, incluso, ante los internados, a capella, con el pequeño teclado con el que pasaba sus jornadas. Y también en sesiones privadas que armó para y junto a algunos de los músicos que lo visitaban (Nito Mestre, el Zorrito Von Quintiero, Fernando Samalea).

En el tema, que evoca las instrumentaciones y armonías clásicas de García, se escucha la voz del cantante en primer plano: buena parte de esos registros fueron hechos durante la recuperación de Charly en la quinta de Ortega, pero también hay algunas nuevas regrabaciones y arreglos hechos con posterioridad, recientemente, por el propio García.

En lo musical, como confesó el propio García a RS, se escuchan, además de la voz y el teclado de Charly, el bajo y la guitarra interpretados por Pedro Aznar (compañero de García en tiempos de Serú Girán y el proyecto Tango, durante los 80). Y la letra dice "Si en verdad me tomás en serio, deberías saber por qué... todos van hasta ahí nomás" para luego retomar con un decidido "Che, si te ponés la camiseta, deberías saber por qué..."

A raíz de esa frase, los bocetos y versiones previas del tema eran conocidos por los músicos y amigos de Charly (e incluso por algunos internos de la clínica, según sostienen fuentes cercanas a García) como "Che", nombre de referencia que tenía antes de recibir el título con el que fue registrada esta versión final que hoy se da a conocer.

Fuente: Rolling Stone

jueves, agosto 06, 2009

Charly García ensayando: las primeras imágenes

"Estoy verde. ¡No me dejan salir!". Clásico de clásicos dentro de Clics Modernos, "No me dejan salir" es uno esos temas distintivos dentro de la discografía de Charly García. Y como para reducir la ansiedad que despierta el estreno, mañana a las 12 del mediodía, de la canción "Deberías saber por que", acá va un ensayo del Bicolor de este tema. El audio del comienzo de la canción es el vivo de la sala de ensayo, que luego fue enganchado con la versión original del disco.






La cuenta regresiva continúa.

Fuente: Rolling Stone

Deberías Saber Porqué

Lo bueno si breve dos veces bueno... simplemente un adelanto del nuevo tema de Charly del que todos van a hablar en estos días: Deberías Saber Por Qué.

(Ver Comments)
Fuente: Taringa!

Tengo la misma furia y la misma pasión que antes

En exclusiva, "Clarín" presenció un ensayo y conversó con Charly García. Después de un período de reclusión, totalmente limpio, en septiembre vuelve a los escenarios. Dejó la quinta de Palito Ortega de Luján y vive en Palermo Chico. Dice que antes no podía escuchar a nadie, ni a él mismo, y que fantasea con casarse y tener hijos. Además, cómo es el tema nuevo que se presentará mañana en diversas radios de América y España.



Cinco tazas de té, ocho Camel, treinta canciones. La sala de ensayo queda a metros de la estación de subte Tronador, corazón de Villa Urquiza, y pese a un módico desfile de gente motivada por la curiosidad, el control de la situación o el más rutinario trabajo, el clima no deja de ser intimista. Sentado en un sillón, frente a un piano Roland RD 700, Charly parece un rubicundo cuáquero concentrado en su música, en la contundencia de sus viejas canciones.

No hay pausa: el ensayo es intenso. Charly prologa cada tema con una palabra guía que no llega a ser imperativa. Ahora dice "Llorando". Largan los acordes bluseros de Llorando en el espejo y la banda se enciende: en un plano, el trío chileno que viene acompañando a Charly desde hace años (Kiuge Hayashida en guitarra, Toño Silva Peña en batería y Carlos González en bajo); en otro, una postal del pop argentino de los '80: Hilda Lizarazu en coros, Zorrito Quintiero en teclados y el Negro García López en guitarra. La versión es rotunda; el tema, tristísimo, un lamento cocainómano que en la voz actual de Charly se resignifica: La línea blanca se terminó / No hay señales en tus ojos / Y estoy llorando en el espejo / Lo puedo ver: a un hábil jugador, trascendental actor / en busca de aquel papel / que justifique con la acción toda fantasía....

Después, el músico dirá a Clarín: "Es increíble lo que me pasa cuando toco las canciones viejas. Todo está ahí. Es como si hubiera diseñado mi vida. Muchas tienen un carácter... profético".


Parece que no se cumple "Cuando ya me empiece a quedar solo"...

Parece que no.

El ex secretario de Cultura Darío Lopérfido escucha en un costado: es el responsable de la campaña de marketing que comenzó el domingo con una publicidad con un unívoco mensaje: "Vuelve el más grande". "Me inspiré en uno de los regresos de Muhamad Alí", dice. Una cámara registra el ensayo y un operador graba hasta el último suspiro, hasta el "¡bien, eh!" que musita Charly después de la versión de Canción de 2 x 3. Fernando Szereszevsky, manager del músico, es un centinela atento a todo. Por ahí anda Pichón Baldinú, capo de De la Guarda, contratado para hacer la puesta del regreso. "El más grande" vuelve con dos conciertos: 23 de septiembre en Lima y 26 en Santiago de Chile. Mientras trata de cerrar otras actuaciones en América latina, Szereszevsky confirma un show en Vélez para el 23 de octubre, día en que Charly cumplirá 58.

El ensayo sigue. Pasan temas del período más brillante del García solista, ese comprendido entre los discos Yendo de la cama al living y Parte de la religión. Cada uno tiene alguna frase que ahora retumba con un eco diferente: Buscando un símbolo de paz (¡será porque nos queremos sentir bien!), Ojos de videotape (... espero resucitar), Rap del exilio (yo tenía tres libros y una foto del Che / ahora tengo mil años y muy poco que hacer).

La antología sigue: No te animás a despegar, De mí, Cerca de la revolución... El trío chileno forma una pared imponente como la Cordillera; Hilda es el detalle femenino, la entonación, el histrionismo de un rostro de clown; García López se hace cargo de los riffs y los solos; Quintiero maneja teclas y sonidos pregrabados, algunos de ellos, masters de los discos originales. "La batería electrónica de No soy un extraño es la misma que se usó en la concepción de Clics modernos, en Nueva York, hace más de 25 años. La idea fue rescatar aquellos arreglos", dice el Zorrito. Hilda se acerca: "Estuve con Charly entre el 87 y el 93, y esto es como volver a vivir ".

García López rompe una cuerda y el imprevisto deriva en un recreo improvisado. Hilda toma Coca Cola, el Zorrito muerde una factura y Clarín encara a Charly. Se lo ve sereno. La serenidad tiene que ver seguramente con algún puré de medicamentos que contempla el tratamiento terapéutico; pero a su vez se advierte cierta luminosidad, cierto regreso a aquel Charly un tanto tímido que en la época de La Máquina de Hacer Pájaros, en entrevistas con El Expreso Imaginario por caso, desplegaba conocimientos de cine y literatura. En las antípodas de aquel temerario anfitrión de Coronel Díaz y Santa Fe, esa mezcla de Quijote y Mefisto que atendía en el catre bañado en whisky, tabaco, cocaína, pintura en aerosol y vinilos, a Charly se lo ve lúcido y frágil al mismo tiempo.

¿Cómo tomás todo esto, cómo un regreso o un renacimiento?

No sé. La vida tiene altos y bajos, y yo estuve muchas veces arriba y abajo. Este es un momento muy importante: soy el mismo y soy diferente.

¿En qué sentido?

Tengo la misma furia y la misma pasión que antes, pero ahora escucho más. Yo no me escuchaba a mí y no escuchaba a nadie. Después de lo que pasé me puse las pilas y acá estoy.

¿Sospechabas que había gente cercana que te quería tanto?

Siempre supe que tenía gente alrededor que me quería. Pero no era justamente la gente que yo pensaba.

Escuchando los temas que están ensayando, resulta revelador cómo diseñaste tu vida a través de las canciones...

Está todo, ¿no? En el fondo soy músico, pero tengo la debilidad de hacer canciones. Las últimas épocas pueden parecer relocas, pero yo seguía haciendo buenas canciones. Ahora el extra es que las voy a interpretar de una forma casi perfecta. Hoy justo me desperté con un poco de gripe, pero creo que en general estoy cantando bien. Estoy focalizado en cantar e interpretar bien. Y en rescatar minuciosamente arreglos originales.

Desde este presente, ¿cómo ves aquel período que vos definías "constant concept" o "say no more"?

Sigue, pero bien. Sigue lo bueno.

¿No te habías alejado precisamente del "concepto canción"?

Puede ser... Pero pensá que una canción de Keith Jarrett puede durar un long play. A mí me gustan las canciones con diferentes partes, con diferentes ritmos, como Rock and roll yo o El amor espera. La última canción que escribí es canción-canción. Deberías saber por qué... ¿La escuchaste?

Sí, acá, en el ensayo. Muy buena y muy adhesiva. Parece de Sui Generis.

Estoy muy contento con esa canción. Creo que es una de las mejores que hice.

Deberías saber por qué es una balada de medio tiempo condenada a la difusión radial. La acentuación de la "i" del "deberías saber por qué" se pega como el mejor de los chicles. Mañana a las 12 se pasará el tema "en cadena nacional rock" -como dice el aviso craneado por Lopérfido- en una buena cantidad de radios locales, latinoamericanas y españolas. El clip de Deberías saber por qué lo dirigirá Sebastián Ortega, con la participación de Andrea Bonelli y Luis Ziembrowski.

A las 20 en punto termina el ensayo formal, pero sigue la música. La banda improvisa sobre All my Love de Led Zeppelin y zapa con Ojos de videotape y Viernes 3 A.M.. Las letras más oscuras desentonan de este presente. Charly hoy vive en Palermo Chico, sigue una riguroso rutina de cinta, terapias variadas y kinesiología ("en un instituto hago cosas con mi cerebro", dice) y se manifiesta totalmente enamorado de Mecha Iñigo, la intolerablemente hermosa VJ de MTV.

Dejaste Luján... ¿Estás contento de estar en la ciudad de nuevo?

Sí, sobre todo por el frío. En Luján es terrible. Le estoy eternamente agradecido a Palito. Pete Townshend salvó a su amigo Eric Clapton de la heroína. A mí me rescató Palito Ortega.

¿Tenés fresco tu pasado? ¿Cómo ves ahora a aquél que se tiró de un noveno piso?

Mirá, estoy orgulloso de todo lo que hice. Y sé que voy a dar mucho más.

¿El futuro cómo te lo imaginás?

Quizás, quién te dice... Me veo casado y con hijos.


Fuente: Clarin

miércoles, agosto 05, 2009

Charly García y la cadena nacional del rock

El próximo viernes 7 de agosto a las 12 del mediodía, una gran red de radios y medios de comunicación participará, en simultáneo del estreno del nuevo tema de Charly García. Como el propio García explicó en su entrevista exclusiva en Rolling Stone, el emotivo tema se titula "Deberías saber por qué" y fue compuesto en 2008 durante su internación en la clínica Dharma, grabado en las sesiones que se hicieron con músicos amigos en la quinta del músico Ramón "Palito" Ortega durante el verano pasado, y mezclado y masterizado bajo la dirección del propio Charly en el último mes.

En el tema, que evoca las instrumentaciones y armonías clásicas de García, se escucha la voz del cantante en primer plano: buena parte de lo que se escuche fue grabado en el verano pero también hay nuevas grabaciones y arreglos hechos recientemente. En lo musical, confesó el propio García a RS, se escucha el bajo y la guitarra, interpretados por el músico Pedro Aznar (compañero de García en tiempos de Serú Girán y el proyecto Tango, durante los 80).

En la letra del tema, basado en el piano de García, se escucha "Si en verdad me tomás en serio, deberías saber por qué... todos van hasta ahí nomás" para luego retomar con un decidido "Che, si te ponés la camiseta, deberías saber por qué..."

A raíz de eso, el tema fue conocido como "Che" antes de recibir el título final y fue bocetado por Charly ante varios de los internados en la clínica, cantado a capella o durante una sesión que el propio músico hizo junto a Nito Mestre, y que detalla en su entrevista con Rolling Stone.

La canción será estrenada el viernes en simultáneo por una gran red de radios de la Argentina y América latina, FM 100, La Mega, Mitre, Los 40 Principales, Pop 101.5, Radio Disney, KSK, Continental, Radio 1, Vale, Radio 10, Rivadavia, Radio America, Del Plata, y señales de cable como C5N, Quiero, Much Music, y señales internacionales como la Cadena Ser de España, Rock & Pop Chile, Radio Activa y Caracol de Colombia, W Radio y el canal Telehit de Mexico y otros más de Perú. A ellos se sumará la web del sponsor Personal y de la productora Fénix. A todas estas emisoras y sites se sumará RS: a esa misma hora en nuestra página web podrá escucharse la canción y ver un clip registrado durante los ensayos de García en la sala de Villa Urquiza en la que prepara su regreso a los escenarios junto a su banda. Los productores estiman que la audiencia de este "estreno" será de aproximadamente unos 25.millones de personas.

Comienza la cuenta regresiva...

Foto de Fernando Gutierrez
Fuente: Rolling Stone

Peperina vino a casa...

La idea de que un músico cuente su propio recital puede sonar descabellada. "Claro, ¿qué otra cosa diría sino alabanzas?" exclamarán algunos.
Sin embargo, hay una probabilidad de que las respuestas sean objetivas: que el entrevistado tenga dosis de humildad y orgullo en su justa medida.
Charly García, medio timidón al principio, se despachó a gusto y piacere sobre sus recitales en Obras... y algunas cosas más. Los que hayan ido al estadio, sabrán decirme si este promisorio tecladista me cameleó o no.


La idea de que un músico cuente su propio recital puede sonar descabellada. "Claro, ¿qué otra cosa diría sino alabanzas?" exclamarán algunos.
Sin embargo, hay una probabilidad de que las respuestas sean objetivas: que el entrevistado tenga dosis de humildad y orgullo en su justa medida.
Charly García, medio timidón al principio, se despachó a gusto y piacere sobre sus recitales en Obras... y algunas cosas más. Los que hayan ido al estadio, sabrán decirme si este promisorio tecladista me cameleó o no.

¿Cómo estuvo Obras?
Mirá, fue totalmente diferente a lo que yo pensaba. Iba a ser de otra manera, ya que ahí pasaríamos el video.

¿Resultó tipo Queen, nomás?
Sí, quedó algo bien típico, en el sentido de las luces y todo. Pero fue bueno. De alguna manera, me hizo tenerle mucha más confianza a la gente con quien trabajo.

¿Por qué una película?
Yo empecé con esta idea hace como siete meses, cuando me puse a componer los temas, decía "esto es una película, no es un long play". Todo el proyecto era ése: poner una pantalla, que el grupo toque medio a oscuras (algunos temas, por supuesto, otros no), y como que la gente fijara su atención en algo que no fuera el grupo. Pero, unos 15 días antes, Quaranta y Amílcar me dijeron que iba a ser como imposible; el techo de Obras no era muy alto y si poníamos la pantalla no se veía el grupo, y que por seis o siete temas que queríamos hacer así se iba a arruinar todo el recital, y que mejor lo pasáramos por televisión, y que ellos se comprometían a hacer las mejores luces y el mejor sonido...

¿Y lo lograron?
El sonido realmente fue lo más. Todos me dijeron eso. Las luces fueron como para un superespectáculo, las tenía atrás y, no sé, creía que me asaba... Torres que subían y bajaban, todo bien al mango.

Y musicalmente, ¿cómo fue?
El show ya lo teníamos ensayadísimo del interior, tocamos todos los temas casi sin parar... Profesionalmente, creo que fue lo mejor que hice.

¿Cuál fue el mejor día?
El sábado fue el mejor, la primera función del sábado. El viernes estuvo "bien". El domingo también "bien", un poco cansados. Cansados porque al principio pensábamos hacer dos recitales, después fueron tres y al final hicimos cuatro.
Pero el saldo fue satisfactorio...
Yo me quedé supercontento, más aún porque tenía otras expectativas. Los chicos también, están al remango... Todo ese asunto de la gente, e ir llenando Obras... Es impresionante. Porque tomás conciencia de la polenta que tiene el grupo en cuanto a convocatoria de gente. Veníamos de tocar en el interior, en algunos lugares chiquitos, y estábamos medio bajoneados, y teníamos esa sensación de que, si no hacíamos el video en Obras, iba a ser un fracaso...

¿Y la gente?
Lo más importante fue la gente, el amor entre el público y nosotros es una cosa que, no sé... Noté que vino mucha más gente grande que otras veces. En una función, por lo menos, yo tenía las luces atrás y veía unas cuantas filas de butacas, y encontré gente de unos cuarenta años...
Sin embargo, tus últimos recitales atraían cada vez mayores cantidades de chicos.
Sí, esto también es verdad. El domingo, el camarín al final parecía un kindergarten.

El público de chicos implica un doble riesgo, ¿notaste a las pibas que van a verlos por Pedro?
¿Te parece? Pero eso es también parte del asunto. Es mejor que Pedro sea lindo a que sea feo (risas). Yo sentí eso antes de entrar al escenario el primer día, cuando todo el mundo gritaba "Charly", "Charly" y yo pensaba: "Bueno, esto es por la manija que le dan a Sui Generis en ATC, la película en los cines...", pero al final del concierto todos gritaban: "Serú, Serú". Nosotros venimos con mucha polenta, y yo no me pongo a fijarme con qué. onda vienen o no vienen ellos. Después se arma otra onda, una onda con nosotros... En los temas suaves, por ejemplo, no volaba una mosca,

Y vos viste que a Pedro siempre lo chiflan cuando sale solo a hacer lo suyo, pero esta vez no, todo bien.
Pasa que el tema de Pedro en "Peperina" es realmente lindo… Y conste que jamás me gustaron los que hacía antes...
Yo creo que éste es el más normal de todos los que hizo (risas). Lo que pasa es que Pedro tiene otra aproximación a la música, él va por un lado mucho más técnico que el que voy yo. Hay choques todo el tiempo, en los ensayos... Pero para mí es muy importante que este tipo de música también esté; música que los pibes, de otra forma, tal vez no escucharían. Los cuatro Serú somos redistintos, pero con todos yo tengo un punto en contacto.

Me contaron que en un momento del recital dijiste que "çada vez somos más". ¿Somos más para mejor? ¿O para peor?
No sé, creo que cuando vos estás en un grupo que tiene éxito es como que estás dentro de una burbuja... A todo el mundo le va mal, todos tienen pálidas, nosotros, sin embargo, metemos cada vez más gente en Obras. A mí me da mucha polenta. No lo puedo tomar como algo negativo. Si en los conciertos no se creara el clima que yo quiero, o si la gente nueva molestara a la gente que viene siempre... Pero creo que no es así. Serú Girán tiene algo que otros grupos no tienen. Tienen algo como "de pueblo"; no van solo los rockeros, va cualquiera... Van los pibes que manejan los taxis a la gente de Barrio Norte, van los de Avellaneda, hay algo que los unifica a todos.

Hace mucho que nadie te hace una mala crítica...
- No sé, yo realmente me pongo objetivo, y si hay que comparar… No hay un nivel mucho mejor que el de Serú Girán. Hay grupos que tocan mejor, claro, pero nosotros tenemos otras cosas que ellos no tienen. Yo me siento, compongo, y sale; subimos, tocamos, y sale; y hasta nos podemos zarpar sobre un escenario. La sensación es como que subimos a tocar y nos matamos de risa.

Volviendo a "Peperina", ¿lo ves como un gran adelanto con respecto a "Bicicleta" o se queda ahí nomás?
Yo como adelanto terrible veo que está mucho mejor grabado, pero supermejor grabado. En ese sentido, "Bicicleta no me gusta, no tiene sonido a Serú Girán, tiene un sonido "ahí". "Peperina" es más Serú, y además tiene tempo perfecto (que ningún LP mío lo tuvo) por el metrónomo. Todos los temas empiezan y terminan igual, no se desinflan en la parte suave, ni se aceleran cuando viene el rock...

¿De dónde salió ese rock’n roll de David? ¿Lo tocaron en Obras?
No, no lo tocamos. Tenía letra, pero no nos gustó y lo cortamos. No creo que nunca lo toquemos en vivo.

Te tiro una pálida: dicen que en ese tema te copiaste mucho de Steely Dan...
No, están locos, no tiene nada que ver con Steely Dan.

¿Se puede contar la historia de la "chica Peperina"?
Es de alguien... es alguien que escribía notas del interior, y siempre que tocábamos en ese lugar, ella decía que era un bochorno... y nosotros nos preguntábamos: ¿Pero cómo? Si estuvo lleno de gente, todos se fueron contentos, ¿cómo puede ser?". Después conocimos a la Peperina, y realmente nos dimos cuenta de que nos odiaba en una forma terrible. Luego de escuchar el tema, le dijo a mi representante que yo era un buen sociólogo, pero que Serú Girán le seguía sin gustar.

¿Qué pasa con "Inconsciente colectivo"? ¿Nunca lo pensás meter en un álbum?
Mirá, por ahí grabo un disco como solista. Y por ahí lo pongo. Estamos pensando hacer una cosa así, que cada uno tenga su disco, como para descansar.

Pedro se debe haber vuelto loco de contento...
¡Pedro ya está terminando su disco! (Risas.) El tiene el estudio de grabación en la casa... Mirá, Serú Girán tiene un sonido propio, ya lo encontramos en "Peperina" y de ahora en adelante no creo que vaya a cambiar más. Por ahí nuestro próximo LP es en vivo, que algunos temas que hice para Sazam no los puedo volver a tocar en disco, no sé... eso es todo un lío.

¿Cómo estuvo la organización en Obras? ¿Y la ley?
Todo bien, todo perfecto. Con la ley no hubo ningún rollo

Me contaron que diste mucho aliento a los grupos chicos.
Sí, ellos creen que no pueden subir porque estamos nosotros, los grupos grandes, tapándoles el camino. Y yo ésa no la entiendo. No hay ninguno de nosotros que diga "no" a nadie, ni que se tire en contra de nadie. Creo que debe haber un montón de grupos impresionantes que valen, y yo ya estoy aburrido de que no haya nueva gente, de que sean siempre los mismos. Con ese asunto de ir a los recitales chicos y que te lleve la cana, la gente al final se da cuenta de que lo único que te pasa es que vas a dormir en la comisaría, pero que nadie puede parar toda la onda. Es asumir también que no podemos estar todo el día dentro de una cueva teniéndole miedo a todos. Con Serú Girán ya no se mete nadie, porque tenemos demasiada gente que nos va a ver.

Muchas veces el público se pregunta por qué no llevan a un grupo chico como "sostén", para darles una mano.
No es fácil encontrar un grupo que tenga la misma onda que nosotros y no "corte" el ambiente. En el interior a veces lo hacemos pero te dicen, por ejemplo, que van a tocar veinte minutos y tocan una hora, y nos los podés bajar, y les gritás: ¡Pará!", y cuando se bajan te miran supermalcopados y por ahí a ese tipo vos le prestaste el piano.. El profesionaflsmo viene bien, en ese sentido.

¿Para quién escribís?
Uno siempre escribe para su generación. En "Peperina", todos los asuntos que se tratan son de gente madura, o gente que pasó por muchas. No hablo de chicos que se sientan a tocar la guitarra, chicos del colegio... Pero los pibes lo entienden bien. Para mí la pendejada es lo más.

¿Qué hubo en los recitales, sinceramente, qué no te gustó?
(Piensa.) Nada...

¿Cómo? ¿Fue el "recital perfecto".
Mucha gente se me acercó diciéndome eso. Que era el "recital perfecto"


Revista Humor, Septiembre 1981, por Gloria Guerrero

lunes, agosto 03, 2009

Charly estrena "El aguante"

Anoche se presentaba en el Teatro Providencia de Santiago el legendario rockero argentino, en el debut de su nuevo disco que ni siquiera han visto sus compatriotas. Impredecible, inquieto y bromista, antenoche, a las 0:00 horas, ofreció una conferencia de prensa.

Manson y Tranquilo se llama el próximo disco de Marilyn Manson según Charly García. El rockero trasandino dio una conferencia de prensa en el Teatro Providencia de Santiago, a propósito de un ciclo de cuatro recitales que inició anoche. Y se dio un lujo que probablemente nunca se había dado el artista en Chile: La hora del encuentro fue la medianoche del día martes. Pero, a pesar de lo insólito del horario, llegaron prácticamente todos los medios locales.


Sonriente y con sus desvaríos habituales, el cantante habló de su último álbum, en medio de un montón de ironías y comentarios no siempre fáciles de comprender para el oyente normal: “Yo tengo un plan, pero soy parte de un plan... y según me dijeron, mi tarea la estoy haciendo bastante bien por esos lados...”. Frases como ésta fueron la tónica del concurrido diálogo, que se prolongó por 20 minutos y que tuvo uno que otro roce con los periodistas.

Terminada la conversación, cuando él lo estableció, se fue a hacer la prueba de sonido, a ratos molesto por los focos de televisión y los flashes que caían sobre él. En un momento la prensa debió abandonar el lugar. Era todo. Lo que Charly quería decir ya estaba dicho.

-Esas son algunas de las frases que mencionó antenoche en esta visita a Chile, donde estrenará su disco El Aguante y, según anunció, recorrerá parte de su historia.

-¿Porqué decidiste tocar en Chile, teniendo en cuenta que no estás haciendo recitales en Argentina?

-Es que estuve tocando demasiado en Buenos Aires, en circuitos under, lugares desopilantemente peligrosos. Y cuando me hicieron este ofrecimiento me pareció interesante, y como estoy por lanzar el disco y hacer una gira mundial, me pareció más que interesante. Siguiendo la intuición, desemboqué aquí en Chile. Hay buenos recuerdos de acá.

-¿Qué expectativas tienes para dejar en el público?

-Los tenemos atrapados por música. Los uso para experimentar alguna cosa, porque sé que uno puede hacer cosas que solamente acá se pueden hacer... (ríe).

-¿Cómo dormirías la etapa que estás viviendo ahora?

-Está es la transición...hacía qué?, hacia Say No More, la vanguardia. A Charly García Lo puedo usar yo solo, porque en realidad yo pertenezco a Say No More...

-¿Vas a tocar en tus conciertos los temas antiguos?

-Sí, ¿porqué no, si son Buenísimos, no se dieron cuenta?. Escuchar a Sui Generis está buenísimo. Voy a golpear bajo, lo más bajo que pueda. Me gustaría saber qué corno quieren escuchar y se los toco... aunque corno no traje.

-¿Qué música estás escuchando ahora?

-El Aguante, obviamente. Escucho cualquier cosa que pueda tocar yo encima. Me mantengo sintonizado por revistas. Generalmente, cuando me compro un disco por una revista que dice que es bueno, me llevo una decepción, así es que es mejor comprar revistas y mirar que todos son bárbaros. Pero igual, todavía escuchamos a los Hollies, Credence... que sé yo...

-¿Pero algo que te llame la atención?

-Mi hijo. El ya está grande, 20 años tiene. El otro día le preguntaron si ser Hijo de Charly García era un problema ¿Sabes lo que dijo?.., el problema no es ser hijo de Charly Garçía sino no serlo - (risas-), El niño sabe...

-¿Que hay de tu colaboración con Marilyn Manson?

-Ahhh... el espíritu de navidad se está perdiendo... (risas). Bueno, el me nombró Satán Claus. Se asustó un poco ese muchacho y su grupo... Leonor Manson se llama. Manson y Tranquilo se llama el long play. Pero dejemos eso.

Anoche, tras su contacto con los periodistas, García realizó un ensayo en que tocó teas como Cerca de la Revolución y el cover en español del tema de Persist Laker que Martín Scorsese incluyera en su cinta Apuntes al Natural. Era todo. Su ciclo de cuatro recitales estaba iniciado, y continúa hoy, mañana y pasado, para demostrar qué está más vivo que nunca. O lo que sea.

Diario La tercera (Chile)