viernes, febrero 24, 2017

Breve reseña de un disco muy esperado

Miércoles 22 de febrero a las 11,00 hs era la cita en Sony Music. Una hora antes nos esperaban con un excelente catering de desayuno.
El motivo? La escucha de Random, el nuevo disco de Charly García.
A la hora indicada y con todos sentados en sus respectivos asientos y luego de una breve presentación de Damián Amato (Presidente de Sony), comenzó el momento anhelado.

Comienza el álbum con “La máquina de ser feliz”, corte de difusión que ya está sonando en los medios. La intro de Chopin, uno de los compositores clásicos que más influenció a García. La canción seguramente la conocen todos los lectores. Una melodía muy pegadiza, una letra magnífica y un Charly que vuelve en el 2017 para patearnos los dientes y decirnos: “ey loco, acá estoy, escuchen y no jodan” (una de las tantas definiciones que tiene el “Say no more”).

Luego viene “Ella es tan Kubrick”, jugando claramente con el nombre de uno de los directores preferidos del maestro, Stanley Kubrick. Un rock furioso, con una descripción literaria excelente, con muy buenos solos y un guiño a Fabi Cantilo.

El tercer tema del disco es “Primavera”, quizás la mejor canción del disco? Es injusto esas etiquetas, y más con el material que tenemos en frente. La ironía que maneja García aquí, es genial. Muy autobiográfica y donde Rosario Ortega se destaca en la voz.
Ya se la había escuchado en uno de los últimos cumpleaños (creo que en Bruni, el restó del Zorrito), pero sin dudas la pulió y la mejoró sustancialmente. Grandiosa. Será un clásico.

Llega la cuarta canción, “Rivalidad”, inspirada en una vecina del departamento de la calle Ugarteche, residencia donde las ventanas jugaban una mala pasada y “los intolerantes no entendieron nada”. Lindos momentos pasé con Charly en ese lugar, el famoso “Palacio de Los Patos”. Volvamos al disco.
Quinto tema, y llega el rítmico “Otro”, donde mezcla una armonía clásica con un ordenado caos musical. Aquí también la letra, corta pero contundente.

“Lluvia” en sexto lugar. Una composición que tuve el honor de presenciar durante el período donde el Master vivió en tres hoteles (entre Ugarteche y la vuelta a Coronel Díaz). Una linda letra, armoniosa. Me quedo con las ganas de escucharla sólo de manera instrumental. De glotón que soy, je.

La séptima se llama “Believe” y la letra es en inglés. Una maravillosa canción, muy arriba, de esas que te sacan el mal humor. Donde la década del sesenta se hace presente y bandas como The Birds ó The Beatles se mezclan por ósmosis con el mejor resultado.

“Amigos de Dios” está en el octavo lugar. También la conocía, pero no sabía cómo la había grabado. Es “brillante”. Una descripción de los pastores de la medianoche de la tv. La pluma de García acá está en su esplendor, 100 %. “el cojo avanza, el mudo tiene voz…” canta. Y yo que tengo ganas de pararme en medio del auditorio y aplaudir.

La anteúltima canción del disco se llama “Spector”. Y creo que aquí hay dos razones para el título. Un trabajo muy Phil Spector, y cierta influencia de “Be my baby” cantada por Ronnie Spector (líder de The Ronettes) y ex mujer del productor. Cualquiera de las dos, nos lleva al mismo lugar. Y es maravilloso. Tengo que escuchar la letra detenidamente, pero estoy seguro que les habla a sus seguidores. A nosotros.

Cierra Random con “Mundo B” y como no podía ser de otra manera, sobre el final una clara alusión a su banda número uno: “The Beatles”, donde un García nos entona: “I wanna hold your hand… She loves you, yeah yeah…”
Sin dudas, la mejor manera de cerrar el disco.

La frutilla del postre, nos muestran un video de Charly mostrando el vinilo de Random y diciendo entre cosas que: “lo hizo para tener regalías”. Con cara de niño sonriente y pícaro, orgulloso de su nuevo trabajo.
Lector amigo, aliado, todo lo que has leído fue escrito desde la honestidad musical y profesional. Con una sola escucha del disco. El viernes 24 lo escucharé más de diez veces y seguramente surgirán más cosas. Como ocurre siempre en los trabajos de García. Sí todavía descubro sonidos nuevos en discos de hace 40 años, como “Películas” de “La Máquina de hacer pájaros”, imaginen lo que falta para desmenuzar a fondo Random.

También quería hacer ésta reseña rápidamente y sin leer ni escuchar ninguna crítica (buena o mala) de mis colegas. Hay de todo en la viña del señor.
Tampoco éstas líneas pretenden ser un pormenorizada crítica, ni desmenuzar artísticamente el álbum. Dicho esto, concluyo.
Es un discazo, uno de esos MUY BUENOS. Y que en 2017 ocurra, es la clásica brisa García que todos necesitamos. La máquina de ser feliz, es nada más y nada menos, que su música. Y hoy, una vez más, me hizo feliz
Gracias a todos y cada uno de los involucrados en haber hecho posible que el disco saliera a la luz.
Y a vos Charly, maestro, guía, nos seguís musicalizando la película de nuestras vidas.
Una vez más GRACIAS, por tu música del alma.
Una vez más, GRACIAS y van…

Por Martín Aragón @MartinAragon

El blog de Charly Garcia (hecho por DIOS)


1 comentario :

Cecilia Stracke dijo...

Excelente toda tu reseña. Invita a escucarlo. Muchas gracias por todo, y al maestro, nada mejor que lo que tu lo expresaste: "Gracias por musicalizar la película de nuestras vidas". Un abrazo y say no more.

Related Posts with Thumbnails
 
Google+