viernes, abril 17, 2015

Flashmob - Inconsciente colectivo - Dia mundial de la voz


Un equipo multidisciplinario unido por la inquietud de analizar la voz normal y patológica, y difundir nuestros conocimientos a la población con el propósito de mejorar la salud y prevenir patologías vocales: La Sociedad Argentina de la Voz (SAV).



Un grupo de maestros de canto (la voz) convocados para conmover a la gente el Día Mundial de la Voz y hacer algo sorprendente junto a otro grupo de personas (la imagen) que pueden pensar y plasmar lo que se ve, para que quede el momento para siempre.

Los interpretes: 200 cantantes y un mago, el maestro Charly García.
No es un fin es un comienzo, hacer un flashmob en la estación de trenes de Constitución, la mas grande y bonita de Buenos Aires. Un día muy temprano y la gente que pasa y forma parte de ese instante.
Todos tenemos una voz, la voz es salud, es libertad, es identidad: Sorprende con voz.
María Viti

lunes, abril 13, 2015

Charly García cantó "No voy en tren" con NTVG en Vélez

Después de tocar 26 temas en el estadio de Vélez, ayer durante la segunda noche de la presentación oficial en Argentina de El tiempo otra vez avanza, No Te Va Gustar recibió en el escenario a Charly García. Vestido con sombrero y saco negro, y pantalones oxford blancos, el ídolo del rock nacional cantó con Emiliano Brancciari su clásico "No voy en tren" ante más de 30 mil personas.

Tras presentarlo con una única fecha el 21 de marzo en el Velódromo de Montevideo, frente a 14 mil personas, NTVG convocó un total de 70 mil fans en dos noches seguidas en el estadio de Liniers. Por momentos, el grupo se convirtió en una pequeña multitud sobre el escenario, haciendo que pareciera pequeño: el doblete contó con una batería de invitados de lujo que incluyó a la leyenda del rock uruguayo Hugo Fattoruso, Fer Ruiz Diaz de Catupecu Machu y Piti Fernández de Las Pastillas de Abuelo. Pero el highlight de estas dos presentaciones se produjo anoche, cuando subió al escenario Charly García, a quién Emiliano le dio entrada orgulloso con un austero "el señor García" (¿Hace falta agregar algo?). Juntos cantaron "No voy en tren", en la que García alteró la letra de la primera estrofa: "Ahora soy medio fachista/Y me divierto mucho, mucho más". Brancciari continuó con el segundo verso e hicieron un medley con "Comodín", la canción de El tiempo. en la que García participó y se convirtió en el primer single de este nuevo disco (grabado con el productor norteamericano Joe Blaney, entre Buenos Aires y Montevideo, durante 2014).

Algunos invitados, como Fattoruso (en teclado, acordeón y coros), tres miembros de la murga Agarrate Catalina (Darío Prieto, Fredy "Zurdo" Bisio y Emiliano Muñoz) y Diego "Chirola" Martino (ex líder de Hereford, estas dos noches en guitarra acústica), participaron como miembros semiestables de la banda, aportando sus habilidades en una docena de canciones nuevas, como "Su sombrero" o "Detrás del cerro", y clásicas como las infaltables "Clara", "Al vacío" y "Cero a la izquierda". Las dos noches llegaron a ser catorce músicos sobre el escenario. Quince en realidad, si se tiene en cuenta al dios de la guitarra más joven del mundo: Santino Brancciari, el hijo del cantante de NTVG, subió el sábado y del domingo durante los bises para acompañar a su padre con una Loog Guitar de tres cuerdas, una pequeña guitarra eléctrica para niños, regalo de papá y mamá en su cumpleaños número 5, celebrado el sábado en la zona de backstage, que contó con un sector para Santino y sus propios invitados, con un tobogán inflable gigante.

domingo, abril 05, 2015

Mil caminatas con walkman

Siempre se me hace tan difícil apelar a mi pequeña y misteriosa memoria cuando me preguntan sobre cosas paradigmáticas en mi vida. Sumado a que soy muy torpe contando anécdotas. Pero sí soy buena con las sensaciones. Se me aparecen muchas en un segundo si el disparador es fuerte. Fuerte como una pieza musical, un paisaje, aroma. ¿Pero cuán bien se puede transmitir una sensación? A veces consigo iluminarme en alguna conversación o, cuando no me lo cuestiono mucho, en alguna letra. Pero es a veces. No siempre obtengo éxito.

Esta vez estoy invitada a hacer el intento hablando de alguna canción. Y es obvia la aclaración de que son muchas las canciones que nos marcan en el transcurso de la vida. Y odio elegir. En general lo odio. Me incomoda. Hasta me siento injusta con las otras canciones. Terminaré de escribir esto y pensaré que hubiese estado mejor hablar sobre alguna otra. Pero debería poder. Voy a dejar de lado este aspecto odioso en mí, al menos un rato. Y me voy a sentar a buscar dentro de mi memoria, el pasado, la infancia, algo...

Dejo venir la primera imagen y se me aparece una foto mental de un cassette blanco. Un cassette original. Lo reconozco en seguida: Yendo de la cama al living. No hay dudas de que eso musicalizó, junto a algunos otros, toda mi infancia y preadolescencia. Mil caminatas adentro del walkman. Yo daba vuelta la cinta una y otra vez. Y cantaba tímidamente, pero por dentro había una fuerza loca que me desbordaba. Todos los temas me encantaban, pero elijo “Superhéroes”.

Empezaba a sentir que aparecía un espacio posible de habitar. Como una guarida. Y no quiero caer en frases obvias o hechas, pero era la sensación más parecida a “encontrarse”. Empezar a entender y a sentir con honestidad quién era o quería ser. Se despertaba en mí una ineludible euforia. Unas ganas de formar parte de aquello que estaba escuchando. Y unas ganas, también, de inventar mi propia forma de decir aquello que estaba sintiendo.

“Superhéroes”, particularmente, tenía algo tan rítmico que no podía evitar cantarla, o mover alguna parte del cuerpo al escucharla. Más bien era como si bailara por dentro. Sumado a ese estribillo que invita hasta al más insensible a cantar “entonces mírame a mí, tratando que se muevan esos pies”. Pero la melodía tiene algo de melancolía también. Y ése es mi punto débil. Sí me hace querer bailarla o cantarla, pero además no es bobamente alegre o divertida, sino que está contenida en un marco de tristeza, es todo lo que necesito para conmoverme y sentirme representada de algún modo. Es una canción alegre, pero hija del dolor.

domingo, marzo 08, 2015

La película de Charly va a ser un gran tributo al cine

El hermano del músico, Daniel García Moreno, dio detalles de cómo será el nuevo proyecto del rockstar: ficción y documental.

No tiene pruritos ni límites, y desafía, incluso, hasta a sus propios fans, que aun así le son incondicionales. Virtud que tienen sólo unos pocos. Pero, por sobre todo, cuando se propone algo no lo suelta hasta conseguirlo. Y éste es el caso del nuevo proyecto que abraza Charly García y en el cual trabaja incansablemente. Se trata de una película inspirada en su show Líneas paralelas que dio en el Teatro Colón y que revelará al genio en sus más íntimos aspectos.

“Charly está haciendo una película que tiene música, un poco de ficción y sobre todo documental. Aunque es muy difícil de explicar en palabras”, relata con cierta dificultad su hermano, Daniel Osvaldo García Moreno, en diálogo con PERFIL. Y en un nuevo intento por dar a conocer de qué se tratará revela que en la misma se podrán ver “partes muy fuertes y movilizantes del espectáculo, el back y encuentros con artistas de todo el mundo”.

Además de trabajar con su hermano y su sobrino, Sebastián Contreras, que se encarga de la fotografía, Charly contó con la ayuda del joven y prometedor director de cine Eduardo Pinto, quien añade: “Creo que la película es la extensión de esos shows musicales y de su libro –que lleva el mismo nombre del show y fue anterior–. Es una obra conceptual y vendría a ser una especie de cierre. Charly tiene un concepto de las líneas paralelas que se relaciona con la música pero también con las dos caras de su genialidad: el Charly que se tiró a la pileta desde un noveno piso y el que toca en el Colón. Esa es un poco su idea de la película”. El film a su vez será, según dijo Daniel, “un gran tributo al cine”.

domingo, marzo 01, 2015

Charly dijo presente en el #MovistarFreeMusic

En esta nueva edición del Festival estuvieron presentes una de las bandas referentes del rock nacional actual Catupecu Machu, los uruguayos de Onda Vaga con su gran diversidad de estilos entre rock y fusiones de rumba, cumbia, reggae, folk rock y el tango. Además de la presencia de DuraBeat, la banda homenaje a The Beatles.

Como invitados de éstos, estuvieron David Lebón y Charly García y tocaron “Influencia”, “Back in the U.S.S.R.” y “I saw her standing there”.

Charly participó en la grabación del disco de Los DuraBeat en el año 2005 (en los temas “And your bird can sing” y “Back in the U.S.S.R.”.


Luego, Ringo Starr tocó junto a la All Starr Band, integrada por Steve Lukather, Gregg Rolie, Richard Page, Todd Rundgren, Warren Ham y Gregg Bissonette .

El ex beatle, nacido en Liverpool en 1940 con el nombre Richard Starkey, está a punto de lanzar Postales del paraíso, su nuevo álbum junto la All Starr Band.

Lo cierto es que mientras Paul Mc Cartney esquivó pasar por la Argentina en sus últimas visitas a Sudamérica, Ringo vuelve y vuelve. Y aunque las entradas estén agotadas, fuera del perimetro también se escuchó y se vivió una tarde Beatle en Buenos Aires.




El blog de Charly Garcia (hecho por DIOS)

lunes, febrero 23, 2015

Charly estrenó tema nuevo en "Viudas..."


Charly García, en exclusiva, estrenó un tema inédito en la fiesta de la Z-Rock

El capítulo de este lunes de “Viudas e hijos del rock & roll” contó con la participación estelar de Charly García que, en exclusiva, estrenó un tema inédito en la fiesta de la Z-Rock llamado "La máquina de ser feliz".

Charly, es invitado por Sandra (Julieta Ortega) al festejo. Viajan juntos en una limousine, Charly le recomienda hacer "una radio que se vea"y le muestra el trailer de su próxima película, luego, Rama (Fernán Mirás) logra cumplir el sueño de conocer a su ídolo, quien le firma un autógrafo directamente en la piel. Charly cantó además “Parte de la religión”.

La máquina de ser feliz

Pedimos perdón,
seguis enmascarando el fin
Por eso te busqué,
por eso diseñé,
la máquina de ser feliz.

viernes, febrero 20, 2015

El lunes se verá a Charly García en "Viudas..."


 El lunes se verá en Telefé la participación especial de Charly García en “Viudas e hijos del rock and roll”, que se grabó en Crobar, donde en la ficción, se hace una fiesta de la ZRock.

El cantante mito del rock nacional cantó un tema inédito en medio de los actores de la tira. Por otra parte, tanto Sebastián Ortega como su mano derecha, Pablo Culell, ya tienen en sus manos los libros finales, que darán que hablar. 

Todo con humor, pero la felicidad tendrá su costo para los personajes de Miranda -Paola Barrientos-, Segundo -Juan Minujín- y Diego -Damián de Santo-. Habrá divorcio y casamiento importante. Bien fuerte.

Fuente: Diario Show

El blog de Charly Garcia (hecho por DIOS)

lunes, febrero 09, 2015

Charly García presenta un tema inédito

Charly García realizó una participación en el programa Viudas e hijos del rock & roll, momento en el que aprovechó para presentar de forma exclusiva una canción inédita. De esta manera, la tira de Sebastián Ortega aprovecha el impulso que le dio el ex Sui Generis.

El lunes 23 de febrero, Charly hará su aparición en la pantalla de Telefé. Será en una escena donde estará como invitado a la fiesta de la Z-Rock, la radio que sirve de epicentro de la trama de la historia. Al festejo caerá escoltado por Sandra (el personaje de Julieta Ortega) y, como buena celebrity, se bajará de una limusina y recorrerá la alfombra roja entre muchos de sus fanáticos.

Dentro del lugar lo estará esperando Rama (Fernán Mirás) que además desborda de felicidad ya que cumplirá su sueño de conocer a su ídolo y verlo tocar muy de cerca.  Charly, como devolución, le firmará un autógrafo directamente en la piel.

Además de la pura presencia de Charly, que cantó el tema Parte de la religión (del disco que lleva ese mismo nombre y que fue editado por el artista en 1987), lo que hará que este capítulo se meta en la historia de la pantalla chica y de la música será nada menos que el estreno, en exclusivo, de una canción inédita.

Charly accedió a esto por el cariño que le tiene a la familia Ortega y al padre del clan, Palito, con quien cultiva una estrecha amistad desde hace años. El músico se encuentra editando Líneas paralelas, un disco multiplataformas, de los recitales que realizó en el Teatro Colón.

Fuente: InfoNews

El blog de Charly Garcia (hecho por DIOS)

sábado, enero 31, 2015

Charlie Garcia tete a tete con el Ratón (1976)


Cuando le dije que lo buscaba porque sería la próxima larga interviú de El Ratón me dijo: “Mato”. No esperaba menos de la principal figura del rock argentino, el mayor vendedor de discos de su compañía, un artista capaz de llenar el Luna Park, de bote a bote, como Maia Plisétskaya o Locche. García, Carlos Alberto-Charlie-ídolo de los jóvenes. ¿Cómo sería una veloz ficha de Charlie García? Argentino 24 años. Que si escribe ( canciones casi periodísticas, una nueva forma de música urbana, tangos de hoy) y lee más música que libros. Estudiante, pero no mucho: bachiller y profesor de piano desde antes de la adolescencia. Modesto mundi cultural visiblemente compensado por una gran pericia y sensibilidad musical.

Rasgos particulares visibles: un extraño lunar de pelo blanco en la mitad derecha de su barba, del que casi todos pensaron alguna vez era teñido. Miope y astigmático, no sufre caspa, aunque sí caries. Tiene aspecto raro pero no desagradable; balance; gracioso, mezcla de despistado con algún toque de aniñamiento. Parece nada que ver pero tiene muchísimo que ver.

Empieza respondiendo casi siempre con la muletilla “No se”, tanto que llega a fatigar: en la transcripción de la entrevista el hecho fue obviado para ahorrar fatiga al lector. (De nada). Pa nuestro gusto, también demasiadas veces “a nivel” aunque, afortunadamente no diga “vistes”, ¿Viste?.

Ultimamente -ahora que luego de siete años de éxitos ya no tiene más a su conjunto Sui Generis- realizó una serie de presentaciones en un café concert. El espectáculo se llamaba -creemos que permiso mediante- igual que una conocida historieta del cordobés Crist: García y la máquina de hacer pájaros. ¿Qué es eso?: “Es como una máquina de sonidos posibles e imposibles, un provocador de emociones. Y García es cualquiera, es Pérez y la máquina es es lo que García o Pérez tienen también como máquina de hacer pájaros propia, la gran posibilidad que tenemos todos de crear, que sólo hay que descubrirla para ponerla en marcha”, explica.

García, el de la guía pero también el de la cabeza vibrante, desequilibrado, melancólico, el de las bellas canciones, un muchacho como él, canta su verdad en este reportaje-recital.

El Ratón: ¿La música de rock podría ser, para los jóvenes de hoy, como el tango para la muchachada de 30-40 años atrás?
Charlie García: Pienso que sí, porque los dos empezaron siendo una cosa prohibida, de marginados, todo ese ambiente. Después fue copando y pienso que las cosas que vienen, así, de abajo, terminan prendiendo con mucha raiz. Aunque no se si el rock, que es más internacional, ha sido o será tan fuerte u original como fue el tango. Lo que veo es que tuvieron un origen bastante similar, pero no sé si el rock se va a desarrollar tanto como el tango ni siquiera si va a llegar a ser tan representativo del pueblo.

ER: ¿Cuál fue el primer tango que escuchaste en tu vida?
CG: Los que cantaba papá con la guitarra, no me acuerdo los títulos. Los que me gustaban mucho eran los de Gardel.

sábado, enero 24, 2015

Oscar Moro, la leyenda de un grande

Fue una de las voces principales en la gestación de lo que llamamos rock nacional por varios motivos. Formó parte del primer éxito comercial del rock nacional con “La Balsa”. (Los Gatos, 1967).
Esta situación transformó de raíz la demanda de ese estilo musical que lo tuvo como baterista preciso, versátil y de gran musicalidad.
Posteriormente luego de su experiencia en New York, no solamente volvió con la primera Ludwig de doble bombo que hubo en el país, sino que incorporó vivencias y conceptos que transformaron naturalmente su paso del beat al rock progresivo.
Potenció sus virtudes y a ese pulso solido que tenía naturalmente le agregó potencia y mayor consistencia interpretativa.

-Con Litto Nebbia en "Los Gatos", Edelmiro Molinari en "Color Humano", Charly García en "La Maquina de Hacer Pájaros" y "Serú Girán”. "Riff" y una gran variedad de reconocidos artistas, hablan de impronta, personalidad y un sonido fundador que marcó un antes y un después en lo que llamamos Rock Nacional.

-Dos de los compositores más emblemáticos, como es el caso de Litto Nebbia y Charly García. Dos creadores que sembraron y moldearon un rock con características propias, lo tuvieron como baterista en una etapa muy importante de sus carreras, de ahí su carácter fundacional y hoy día trasformado en el ADN de todo baterista rockero.

-A los cuatro años tomaba prestadas las cacerolas de su madre, llenándolas de botones y monedas, golpeando con palitos de plumero, imitando el redoble del tambor de los granaderos en los desfiles frente la monumento a la bandera en su Rosario natal, a dos cuadras de su casa. A los doce años conoce y traba amistad con otro nene de su misma edad en el "Colegio Nacional Nicolás Avellaneda" y en la academia "Pitman" de Rosario, un tal Félix Nebbia.

miércoles, enero 14, 2015

Charly García, furioso con sus fans

Se siente víctima de la piratería. El músico se indignó por la difusión en la Web de material inédito con el que trabaja para una producción multimedia sobre sus shows en el Teatro Colón. "Ahora mis propios fans son mis propios Judas", se quejó en un texto subido a Facebook.


Charly García está furioso con algunos de sus fans. Así lo hizo saber el productor José Palazzo en Twitter.

El motivo de la indignación de Charly es la difusión en Internet de parte del material inédito con el que está trabajando para una producción multimedia sobre sus shows en el Teatro Colón.
El texto del músico al que aludió José Palazzo fue publicado en "Charly García Parte de la Religión", una de las páginas de los seguidores del músico en Facebook, y dice textualmente:

jueves, enero 08, 2015

Charly prepara "Líneas paralelas"

Charly García confirma su condición de artista integral y multifacético con la filmación de “Líneas Paralelas”, una suerte de collage cinematográfico que incluye material de archivo, segmentos musicales, registros documentales y microficciones, en la misma línea que su libro y el espectáculo que ofreció en el Teatro Colón de Buenos Aires.

En 2013, Charly presentó su libro “Líneas Paralelas” y un espectáculo musical homónimo en el Teatro Colón, donde estuvo acompañado en dos conciertos por la banda The Prostitution y un doble cuarteto de cuerdas dirigido por Patricio Villarejo, al que denominó Orquesta Kashmir.

A partir de allí, y como una manera de cerrar una obra integral, tuvo la idea de realizar esta ópera prima -que también incluirá 10 nuevas canciones como banda de sonido- y pidió colaboración a su hermano Daniel García Moreno, a su sobrino Sebastián Contreras, y al cineasta Eduardo Pinto, que ya había registrado en 16 milímetros sus actuaciones en el Colón.

El músico, cantante y compositor se rodeó de familiares y de gente amiga para llevar adelante este largometraje que estará dividido en tres bloques: los shows del 23 y 30 de septiembre de 2013 en el Teatro Colón; archivos documentales sobre distintos momentos clave de su carrera (con material inédito y otro filmado por él mismo); y un segmento de ficción donde habrá referencias a películas clásicas.

“Charly está muy contento y entusiasmado, tanto que me hace acordar a Leonardo Favio, que parecía un niño emocionado cuando filmaba 'Aniceto', su última película”, afirmó Pinto, para quien trabajar con García “es un flash, un enorme honor, casi un sueño, porque es un artista enorme y un genio como Favio y como Luis Alberto Spinetta”.

domingo, enero 04, 2015

Yendo de la cama a la cama

En el día de ayer, en Bestias Mediterráneas, el programa de José Palazzo y Fabricio Oberto de Vorterix realizaron una entrevista telefónica a Charly García.

A continuación, un extracto de la entrevista:

-JP: Hola Charly me escuchás?

-CG: Siempre que me llamás me encontrás trabajando, justo estaba con un tema que tengo dando vueltas hace 3 ó 4 días que se llama "La máquina de ser feliz"

-JP: Ya tenés un montón de canciones, cuando estuve en tu cumple ya tenías varias

-CG: Si, bueno, viste como es, mientras no pare, es como el pis, sigue saliendo

-JP: y cuando vas a grabarlo?

-CG: no lo digas al aire, pero ya está grabado, lo tengo muy adelantado y estoy hablando con Joe (Blaney) para ver si se puede mejorar en algo...  Lo tengo bastante bastante avanzado en cuanto a las melodías y a las letras que es lo fundamental.

-JP: ¿y pensaste la banda que te va a acompañar para grabar?

-CG: eso todavía no lo sé porque empecé a componer en la cama y no me moví de ahí, me fui al living. La banda debería ser descontraída, más Stone que Beatle. Todavía no lo sé. Lo del Negro fue un golpe duro y va a haber que pensarlo...

-JP: cuando empezaste a cranear éstas canciones estabas con la película también... no?

lunes, diciembre 29, 2014

Charly García Inmortal

Siete y media de la tarde. Paro en un café para escribir, cuando la campana de la iglesia llama a misa en la parroquia donde hace 50 años las señoras paquetas se escandalizaban con las ideas del padre Mugica. Barrio bacán, desde donde un cura de familia pituca se la jugaba por los pobres.

El rock, decía Pete Townshend, fue la herramienta que permitió que los chicos de las clases bajas asomaran la cabeza por encima de vidas mediocres, chatas, miserables no sólo en el bolsillo sino en oportunidades para descubrir lo que de único trae cada uno de nosotros al mundo.

Los últimos serán los primeros. Aquí y ahora, y en cosa de meses.

Carlitos fue el primero, siempre. Siempre tuvo una inteligencia arrasadora. Rápido, sagaz, ácido y ocurrente. Un pibe brillante. Y pituco. Tal vez por eso fue resistido al principio. Proponía Elton John y canciones brillantemente construidas cuando el rock argentino, con algunas salvedades, pasaba por un enamoramiento casi fundamentalista con el blues y el "rock pesado". Alguno habrá creído que este chico era un tibio, de esos a los que vomita Dios.

La gente se dio cuenta mucho más rápido que los músicos y críticos de la época que esta serpentina con anteojos era especial, que lo que traía era fuera de serie.

Todos sabemos muy bien lo que pasó después: que hay un antes y después de Charly, que no habrá generación de músicos populares hispanoparlantes que puedan desentenderse de su influjo. Les guste o no.

Supo ser testigo y expresión de su momento histórico, un guía á la Groucho Marx para atravesar la juventud sin perder la inocencia y el desparpajo, un narrador honesto de esas cosas que se viven en la alta mar de la madrugada y que causan pudor bajo la luz del sol, cuando se hace difícil admitir que se estuvo llorando en el espejo. Forjó la canción de rock en castellano en un fuego directo, franco, espontáneo, sin perder jamás una sana cuota de humor. No se tomó a sí mismo demasiado en serio y al mismo tiempo se cargó al hombro el rol del héroe argentino. Nada menos.

El entendió el mensaje codificado de "A Hard Day's Night" cuando era un púber que encendía velas y tocaba Chopin llorando de emoción. A ese mensaje no llega cualquiera. Decía algo así como: "Animate, hay un mundo más allá del blanco y negro reinante, pero tenés que patear el tablero y ser único en tu especie; nadie va a ayudarte. Hacelo vos mismo, sé un salvaje hermoso".

lunes, diciembre 22, 2014

Y al final, las instituciones terminaron ganando la partida

Charly García tenía en mente una serie de canciones que conformaban una fuerte crítica social, en un año especialmente tormentoso para la Argentina. Tanto que lo que terminó saliendo fue una obra muy diferente.

En noviembre de 1972, el rock argentino se conmocionaba con la aparición de Vida, el primer álbum de Sui Generis. El dúo, conformado por Charly García y Nito Mestre, venía trajinando escenarios desde hacía unos años y ostentaba en su haber una serie de temas imbatibles. La sonoridad de las piezas reflejaba la admiración del dueto por artistas como Elton John y Crosby, Stills, Nash & Young. Mientras que la lírica retrataba las típicas problemáticas de la adolescencia. El trabajo, traccionado por “Canción para mi muerte”, vendió 80.000 unidades y elevó a los muchachos a niveles de popularidad sin precedentes dentro del género. Nueve meses después, salió Confesiones de invierno. El opus dos, con gemas como “Rasguña las piedras”, continuaba la línea estilística de su antecesor, pero revelaba otras ambiciones: las letras manifestaban cierta conciencia política y la música mostraba signos de maduración expresados en delicados arreglos orquestales.

Sui Generis tenía el éxito entre sus manos, pero Charly comenzó a sentirse artísticamente limitado. Entonces decidió cambiar. Influido por las propuestas sinfónicas de Yes, Genesis y King Crimson, adquirió un piano eléctrico, un sintetizador analógico, otro de cuerdas, un clavinet y se lanzó a componer. La complejidad de las flamantes creaciones forzó al dúo a transformarse en cuarteto. El primer incorporado fue Juan Rodríguez, un experimentado baterista cuya versatilidad le había permitido tanto trabajar con Leo Dan y Cacho Castaña como participar en las sesiones de grabación de Confesiones de invierno. El segundo en sumarse fue Rinaldo Rafanelli. El bajista, quien venía de tocar en Color Humano, conoció al dueto cuando ambos colaboraron con La Pesada del Rock and Roll y el Ensamble Musical de Buenos Aires en una remozada versión de La Biblia, de Vox Dei. La monolítica base conformada por Rafanelli y Rodríguez se amalgamó con la impronta de García y Mestre generando una combinación única: sensibilidad acústica con exactas dosis de potencia rockera.

La evolución musical del conjunto fue acompañada por una poética contestataria. Charly acumuló una serie de temas relacionados entre sí por un hilo conductor: la crítica a diversas instituciones de la sociedad. “Pequeñas delicias de la vida conyugal” se mofaba de las convenciones impuestas por el matrimonio, “Botas locas” cuestionaba al ejército, mientras que “Música de fondo para cualquier fiesta animada” hacía foco en la corrupción judicial. Las instituciones políticas eran evidenciadas en sus mecanismos coercitivos. Las metodologías violentas se reflejaban en “Juan Represión” y las sutiles en “Las increíbles aventuras del Señor Tijeras”. “Mi arte –explicaba por entonces el compositor a la revista Pelo– está basado en las contradicciones del sistema. En esas cosas que te pueden hacer morir de risa o llorar de amargura.” Probablemente, la radicalización del tecladista haya aflorado tras conocer a David Viñas. Hubo dos encuentros entre el irreverente intelectual de izquierda y el joven creador. Ambos fueron promovidos por Jorge Alvarez, empresario editorial, discográfico y productor del cuarteto. “García, como se aprecia en ‘Aprendizaje’, era un crítico de las costumbres, pero él –afirma hoy Alvarez– tenía la inteligencia y el talento suficientes para apuntar más alto. Por eso lo contacté con Viñas, quien era la persona indicada para abrirle los ojos.”
Related Posts with Thumbnails
 
Google+