viernes, septiembre 23, 2016

Anoche volvió PorSuiGieco

Anoche por un ratito volvió PorSuiGieco en el Teatro Coliseo
Anoche el teatro Coliseo fue testigo del regreso de una de las bandas que formó Charly García, tal como había anticipado el propio Raúl Porchetto:

“Va a ser un concierto mágico. No lo digo yo, lo dicen también muchos de los amigos que van a estar. Todos estamos muy entusiasmados. Me encanta eso y, desde ese lugar puedo decir que van a suceder muchas cosas que la gente no espera, ni se imagina”.

“Es una banda de gente joven que suena bárbaro. Hace un tiempo que toco con ellos. León (Gieco) dice que siempre tuve las mejores bandas. Es la subjetividad de un amigo, pero por ejemplo a él le gusta mucho esta banda”

Porchetto anoche compartió escenario con Palito Ortega, León Gieco, Nito Mestre haciendo clásicos como "Noche y Día", "Sentado en el umbral de Dios", "Como un ángel", "Che pibe, vení votá".

En el final de la noche, volvió a reunirse sobre el escenario PorSuiGieco y sonaron "El fantasma de Canterville" y "Algo de Paz".

martes, septiembre 20, 2016

Un mes para celebrar a Charly García

El ciclo Octubre García celebra el aniversario de Charly, con una serie de conciertos -los días 6, 7, 13 y 14 de octubre- protagonizados por artistas clave de la nueva escena que le rinden homenaje. En cada fecha se elige un álbum completo de Charly, y dos artistas lo interpretan en versiones libres (cada uno toca la mitad de las canciones del disco), combinándolas en un set en el que se incorporan otros temas. Cada artista convoca, además, a uno o más invitados. Para culminar, el 23 de octubre, el día del cumpleaños de Charly, habrá un recital con todos los músicos que participan del ciclo.

Carlos Alberto “Charly” García Moreno, nacido en Buenos Aires en 1951, es uno de los más reconocidos y geniales músicos de rock argentino. Con solo cuatro años ya tocaba el piano, y a los doce recibió el diploma de concertista de música clásica. A los catorce años formó su primer grupo, To Walk Spanish, con el cual interpretaba versiones de los Beatles y los Rolling Stones, y luego formó Sui Generis junto a Nito Mestre. Ya desde sus comienzos, con un talento sin igual, Charly asomó en la historia grande de la música con tres álbumes seminales: Vida (1972), Confesiones de invierno (1973) y Pequeñas anécdotas sobre las instituciones (1974). En 1975 el grupo se disolvió. Charly venía trabajando ya con PorSuiGieco, banda formada con Mestre, León Gieco, Raúl Porchetto y María Rosa Yorio (con quien estuvo casado y con quien tuvo a su hijo Miguel Ángel). Su siguiente proyecto fue La Máquina de Hacer Pájaros, grupo de rock progresivo integrado por Charly, Carlos Cutaia, Gustavo Bazterrica, José Luis Fernández y Oscar Moro, que llegó a editar dos álbumes: La máquina de hacer pájaros (1976) y Películas (1977). En 1978 formó Serú Girán, banda con la que grabó cinco discos hasta 1982, y que marcó una época por el altísimo vuelo poético de sus canciones (Viernes 3 AM, Desarma y sangra, Seminare, Eiti Leda, Mientras miro las nuevas olas, Canción de Alicia en el país, entre tantas otras) y por su increíble virtuosismo instrumental.

lunes, septiembre 19, 2016

Murió la mujer que inspiró Peperina

En 1979, Patricia Perea escribió una dura crítica y Charly García le respondió con una canción. Fue una cruz toda su vida. 

Hace 37 años, el 16 de noviembre de 1979, cuando la dictadura cívico-militar todavía rugía con fuerza y sus voceros aseguraban que los argentinos éramos derechos y humanos, un irreverente y provocador Charly García se presentaba en el Club Municipal de barrio Alta Córdoba.

Patricia Perea, una joven cordobesa que había cubierto el recital para la revista Expreso Imaginario, criticó con dureza el show de Serú Girán –la mítica banda de García en esa época- en Córdoba: “Un espectáculo decadente”, dominado por un clima “histérico y bufonesco”, había escrito la cronista. Perea no podía imaginarse que se convertiría en Peperina, una figura mítica del rock nacional y que esa “cruz” la acompañaría toda su vida. Murió ayer, a los 56 años.

Hace pocos años, en una entrevista al diario cordobés La Voz del Interior, la ex corresponsal de Expreso Imaginario había ratificado sus críticas: “A toda la prensa nos molestó su actitud. Vi a Serú en Capital. Charly dio un show tranquilo, sin bardo, tocó afinado. Acá venía a chicanearnos, tenía esa cosa petulante. Se sacó la camisa por la bragueta y la movía como si fuera un pene. Fue el antecedente de cuando se bajó los pantalones”.

Cuatro años después de ese concierto, cuando la primavera democrática comenzaba, a mediados de diciembre de 1983, Charly García presentaba Clics Modernos ante un Luna Park repleto y se vengó de esta cordobesa. “Voy a tocar un tema de una chica que le gustaba ir a habitaciones de moteles, a ver si le daban algo. Y cuando no le daban, se enojaba. Decía ‘ay estos chicos, qué mal que tocan’. Ahora vienen hasta periodistas hombres... ¡lo que es el destape, viejo!”, y arrancó con los acordes de Peperina.

sábado, septiembre 10, 2016

Charly tocaría en Diciembre en Buenos Aires

En el día de hoy, en el programa Materia Primo que va por Radio FM Nacional Rock (93.7 FM) que conducen Hoby De Fino y Fabián Vön Quintiero todos los sábados de 17:00hs a 19:00hs en comunicación telefónica, el Zorrito aseguró que se encuentran fechas reservadas para los días 14, 16 y 18 de Diciembre de este año en un Teatro Porteño para realizar presentaciones con Charly García.

Además en el programa sonaron audios de los shows en el Teatro Colón de Buenos Aires en Septiembre de 2013.

HDF: -Diste la noticia hoy que parece el el matero toca en Diciembre, 14, 16 y 18,  se supone Rex, se supone Coliseo... no se puede decir todavía. Esos son los lugares posibles.

FVQ: Es un lindo Teatro de la ciudad de Buenos Aires, pero no te lo puedo confirmar. Te digo a vos y a todos los aliados y a todos los que quieran estar conectados con la idea, que es MUY probable, la idea está. Se está plasmando, se está definiendo, hay fechas reservadas para que García toque en Diciembre en Capital Federal después de mucho tiempo que no tocamos, asi que, ojalá que todo vaya bien y podamos hacer esto conciertos que son muy esperados por la gente y por nosotros los que tocamos con él, tenemos muchas ganas de volver al escenario a acompañarlo a García...


Escuchá el audio:


Actualización, en base a la repercusión de las declaraciones de Fabián Vön Quintiero, el mismo difundió el siguiente comunicado:

Ayer en mi programa de radio "Materia Primo por Nacional Rock" comenté como un rumor sobre la posibilidad que Charly toque en capital en el mes de Diciembre. A raíz de la repercusión de este comentario en redes y portales de información, vuelvo a comentarles que es solo un rumor y que no hay ningún show confirmado.

Entiendo la ansiedad de los fans y los portales por comunicar alguna noticia referida a poder disfrutar de shows de García en vivo, que también es la mía, pero éstos no están aún programados ni confirmados. Gracias



Fuente: Nacional Rock

El blog de Charly Garcia (hecho por DIOS)

La imagen del sonido

Hacer la primera tapa de Rolling Stone con Charly fue una tarea insalubre, pero el resultado vistió una portada histórica que desde el comienzo pareció predestinada

Yo lo que hice fue inventar el concepto de estrella de rock acá en Argentina. Antes no existía. ¿Qué hacen las estrellas de rock? Música, tiran televisores, rompen hoteles... ¿Qué mejor que trabajar y vivir de eso? Ahora hay muchos que se creen estrellas de rock, pero yo soy una superestrella de rock”, decía Charly García en un reportaje para un canal extranjero a mediados de los 90. No mucho tiempo después, en invierno de 1997, un grupo de periodistas, fotógrafos y diseñadores gráficos preparaban el lanzamiento de Rolling Stone Argentina en la fría redacción de Ediciones De La Urraca, en la calle Venezuela al 800. Ahí donde había nacido la revista Humor, se estaba gestando la edición local de una institución del periodismo gráfico mundial, y sobrevolaba la pregunta obligada: ¿Quién va a estar en la tapa debut? Charly, como la superestrella de rock que sabía que era, no hubiera dudado. Y del puñado de candidatos posibles, él sería el destino final... después de algunas vueltas.

“La intención era tener una figura de un calibre indiscutido en el rock nacional”, recuerda Víctor Ghitta, entonces Director Editorial de RS. “Estábamos entre Charly García y Luis Alberto Spinetta. Y finalmente tomé la decisión: la tapa iba a ser Spinetta”.

Ghitta y el Director de Arte Fabián Di Matteo recién habían vuelto de reuniones en la casa matriz de Rolling Stone, en Nueva York. “Les habíamos llevado re orgullosos el número cero y cuando vieron la tapa básicamente nos dijeron: ‘No, no. Hagan todo lo contrario’”, cuenta Di Matteo, que trabajó en la revista por 15 años. Esa primera versión no destinada al público sino a establecer internamente los primeros parámetros de la publicación, tenía en portada a Fito Páez en penumbras, sosteniendo un habano y con su rostro alumbrado por una vela. Pero en Estados Unidos, la Rolling Stone de aquellos años era de energía furiosa, sexy y de alto impacto. Fito, al menos en esa portada, no cumplía con la expectativa. “Además nos dijeron como sorprendidos: ‘Ese tipo es muy feo’” cuenta Ghitta. Con Spinetta no se podía repetir el error. Con la decisión tomada, se le acercó la propuesta a su manager histórico, Alberto Ohanian. “Luis aceptó enseguida, y lo entendió como lo que era: un honor”, explica Ghitta.

Pero todo se desmoronó cuando se comenzó a considerar la idea de una tapa que incluyera varios artistas, como Los Fabulosos Cadillacs, que en julio de ese año habían editado Los Fabulosos Calavera e iban camino a ganarse el Grammy a mejor disco latino.“Cuando le hablé de esta posibilidad a Ohanian, inmediatamente rechazó la propuesta y bajó a Luis de la tapa, supongo que sin siquiera consultarle”. El malentendido complicó el vínculo de RS con El Flaco, que no cedió una nota hasta la edición 40, en la que aparece retratado como “El Gordo” Spinetta. Así decantó la inevitable tapa de Charly, la primera de sus cuatro portadas en la edición local.

martes, septiembre 06, 2016

Charly y el Zorrito a los 41 años de Sui Generis

Anoche se vivió un momento emotivo y especial en NET por FOX al recordar juntos Charly García y el Zorrito Von Quintiero, integrante de la banda “The Barmans” del programa, los 41 años de Sui Generis. El “Adios Sui Generis” de Charly y Nito Mestre fue el 5 de setiembre de 1975 y así fue que, rápido de reflejos, visitó a su "jefe" para que nos cuente recuerdos de aquella banda del rock argentino y dejó un mensaje y un saludo a todo Lationamérica.

Mirá el video:

Hace mucho que no se lo veia a Charly quien dijo que “no hagan mil shows, hagan dos, tres” y en broma comentó “vengan a Argentina, que nos va fenomeno”.

sábado, septiembre 03, 2016

Carlitos antes de Charly

Charly a mediados de los 50. "De chico nunca me dio trabajo", dice Carmen, su madre
Es fácil olvidar que ese hombre salvaje siempre al borde de la muerte alguna vez fue un niño tímido e introvertido. ¿Cómo un genio precoz con oído absoluto transmutó en la mayor estrella de rock & roll del país?

Era tímido, introvertido y sensible, una criatura de sólo tres años que pasaba horas investigando los sonidos de un piano de juguete, cuando sus padres se embarcaron en un largo viaje de placer por Europa y decidieron dejarlo junto a su hermano menor al cuidado de la abuela materna y el séquito de niñeras y mucamas de la familia. El hogar de los García Moreno, un petit hotel de Moreno 65, en Caballito, tenía todos los lujos que podía tener la casa de una familia de clase alta en aquella época: sala de costura, cancha de paleta y un montacargas en el que se bajaban al comedor los manjares que preparaban en el tercer piso un grupo de cocineras.

Antes de convertirse en genio precoz, en pianista de oído absoluto, en profesor de teoría y solfeo y en una de las figuras más importantes de la historia del rock latinoamericano, Carlitos era todo lo bueno que se podía esperar de un hijo primogénito: no les daba trabajo a sus padres, dormía de corrido por las noches y la música clásica que se escuchaba todo el tiempo en su casa parecía ponerlo en un estado de trance hipnótico.
Pero cuando una tarde de 1955 los padres regresaron de aquel viaje por Europa descubrieron que el niño presentaba una serie de manchas blancas en el lado derecho de su cara. Recorrieron clínicas y hospitales buscando el diagnóstico preciso y lo sometieron a tratamientos con iodo para curarlo. Pero no hubo caso, los días de desarraigo materno le habían provocado una crisis nerviosa que derivó en un problema de pigmentación en la piel conocido como vitiligo, que años después daría origen a su característico bigote bicolor.

“Charly siempre fue muy sensible”, dice Carmen Moreno, la madre, un mediodía de junio en su departamento de Caballito. “Nunca me perdonó ese viaje. Fueron muchos días y él nos extrañó tanto que le agarró vitiligo. Es el día de hoy que me acuerdo y me arrepiento.”

En las fotos del álbum familiar se puede ver la transformación de Carlitos en Charly: el bebé de cachetes espesos y gesto adusto de los primeros retratos en blanco y negro fue mutando en una figura cada vez más desgarbada hasta lograr un gran parecido físico con su padre. Si de pequeño fue un niño noble, amable y obediente, entrada la adolescencia aparecerían las primeras señales de rebeldía. “De chico nunca me dio trabajo”, recuerda Carmen.

Nació el 23 de octubre de 1951 fruto del matrimonio entre Carmen Moreno, una ama de casa del barrio de Liniers, y Carlos Jaime García Lange, un ingeniero de ascendencia holandesa oriundo de Caballito, químico, matemático, autor de varios libros de estudio y dueño de la única fábrica de muebles de fórmica del país. Lo siguieron Enrique, Daniel y Josi. Carlitos -como todavía le dice su madre en general- y sus hermanos se criaron en una época de bonanza, lujos y confort.
Desde muy pequeño dio muestras de sus condiciones de genio precoz: la música fue algo que empezó a intuir a los dos años y se manifestaba en él de forma genuina.

martes, agosto 30, 2016

El gran encuentro de David Lebón con Charly García

Fue una noche esperada para muchos, un reencuentro emotivo. David Lebón recibió la visita sobre el final de su presentación en La Trastienda de Charly García. Juntos recordaron un clásico de Seru Giran, “Seminare”. “De todos, al único que amo es a David”, reconoció.


Lebon brindó un gran recital acompañado de una potente banda integrada por Bulacio (teclados y coros) Daniel Colombres (batería) Roberto Seitz (bajo) Gustavo Lozano (piano y guitarra) y Daniel Ferrón (guitarra y coros).

A lo largo de la noche, el músico repasó su paso por importantes grupos como Pescado Rabioso y Seru Giran. Otro de los invitados fue Javier Malosetti para una gran versión de “Noche de perros” y en el blues “Dust My Room”.

martes, agosto 23, 2016

Charly García: la guía definitiva

Por primera vez, Rolling Stone celebra con un especial la vida y la música del artista más transgresor e icónico del rock nacional. En un nuevo Bookazine, sus mejores entrevistas, fotos inéditas y las historias detrás de sus 100 Mejores Canciones

Mientras Charly García graba un nuevo disco, por primera vez Rolling Stone publica un especial sobre su vida, sus ideas y el caos creativo que ha rodeado a su obra por más de cuatro décadas. Esta edición extra que ya está disponible en los kioscos de todo el país es una antología de lujo con sus mejores entrevistas en RS, las historias detrás de sus 100 Mejores Canciones, fotografías inéditas y nuevos y reveladores artículos que sirven de guía para entender al artista más transgresor e icónico de la historia del rock argentino.

Semanas después de haber regresado de un viaje por Europa junto a su marido, la madre de Charly, Carmen Moreno, descubrió que su hijo había sufrido en silencio una crisis nerviosa por su ausencia, lo que había derivado en un problema de pigmentación en la piel que en ese momento fue un pequeño drama familiar ("Nunca me perdonó ese viaje. Es el día de hoy que me acuerdo y me arrepiento", dice su madre), pero que con el tiempo le daría a Charly su marca característica: el bigote bicolor. Durante esos días, su madre también descubrió que el niño había aprendido a tocar de oído y en un piano de juguete la melodía de una cajita musical: "Torna a Sorrento". "Cuando lo escuché tocar esa canción, lo llevé al departamento de un vecino que tenía un piano grande, y enseguida se puso a tocar como si nada", cuenta Carmen, que por primera vez habló con RS para este especial. "Al otro día fui y le compré un piano."

Esta anécdota junto con muchas otras -contadas de primera mano por la familia, los músicos, artistas y periodistas que han estado cerca de Charly a lo largo de su vida- forman parte de un nuevo especial de nuestra Serie Bookazines, en la que ya han aparecido otros íconos nacionales como Luis Alberto Spinetta, Pappo y Los Redondos. Sin avisos publicitarios y con papel de un gramaje superior, esta edición especial reconstruye, con varias correcciones históricas y revelaciones, su vida desde la infancia hasta la actualidad. Cuenta con un invaluable material fotográfico de sus primeros años de vida, tomados del archivo familiar del artista, y su portada es una imagen inédita, outtake de la sesión con el fallecido fotógrafo y amigo de Charly, José Luis Perotta, para la tapa del disco Pubis angelical/Yendo de la cama al living, de 1982.

sábado, julio 30, 2016

Torna Sorrento: Charly x Lanata

Desde que escuchó Torna Sorrento en la cajita de música de su padre hasta su experimento reciente de un recital que el público escucha con auriculares, Charly García persigue el sonido perfecto como quien busca alcanzar el nirvana. El sonido en su estado puro. De esa y otras obsesiones conversa con Jorge Lanata. Una entrevista en la que comparten la crítica al éxito fácil y la reivindicación del arte hecho con amor. García abre su corazón, habla de las cosas que lo conmueven y recuerda el tiempo en que la versión mínima de una canzonetta napolitana podía ser el sonido perfecto.

Camina como un pato con problemas de columna.
Tiene traje blanco y sombrero al tono y, al presentarse, se inclina levemente hacia adelante antes de decir, en medio de una reverencia:

-Io sono Giovanni María Catalán Belmonte.

Cada vez que lo ve, cada vez que Alberto Sordi aparece en la pantalla con su disfraz de dandy, Charly García suelta una risa ahogada, como un graznido.

-¡Mirá, mirá! -dice Charly, señalando la pantalla, como un chico.

Y allá va Giovanni María Catalán Belmonte en su Rolls Royce blanco atravesando calles oscuras que evocan paraísos de la droga: Vía Thailandia, Vía Indonesia, Vía Birmania. Sordi murmura: está buscando Vía Camboya. Dobla en una esquina equivocada y termina bajo el monumento a Mussolini, donde escucha los gritos de un desesperado: -¡¡Ahito!! ¡¡Aiuto!!
A Sordi no se le mueve un pelo. Baja, atildado, del Rolls, camina hacia el herido y le extiende la mano:

-Giovanni María Catalán Belmonte... -se presenta.

Charly se despatarra en su cama y murmura algo ininteligible. Después, dice:

-Estos tanos son unos genios, ¡son re-grossos!

La película se llama I nuovi mostri (dirigida en el ’77 por Monicelli, Risi y Scola) y el de Sordi es uno de los doce o trece capítulos. En los próximos diez minutos, Catalán Belmonte recorrerá hospitales sin que nadie acepte al moribundo. Una dulce monjita le informará que no atienden “doppo de undici”, unos enfermeros que juegan a las cartas le explicarán que el “ospedale” está lleno de turistas holandeses y, por razones obvias, lo rechazarán en el ospedale militare: el herido es civil. Lo que se dice una historia argentina.

-¡¡Non siento piu la gamba!! -grita el herido en un llanto, y Charly apaga.

-Bueno, ¿vamos?

Él está tirado en su cama y yo en una silla incómoda, en el borde. Toda la casa está pintada. Y cuando digo “toda” quiero decir exactamente eso: toda, menos la cocina y una parte del living. Todo lo demás evoca aquel aviso de pintura que ahora me parece un documental. La parte del living que se salvó de los graffitis es simplemente roja o casi bordó, y la cocina está descascarada y por ella se accede a la casa, ya que la puerta del frente está rota. En el cuarto hay una pantalla plana, varios equipos de audio, cables que se enroscan en casi todos lados y un anaquel casi vacío con un par de botellas en el estante más alto. Todas las personas con las que me cruzo antes de entrar en el cuarto (y son varias) me repiten: “Charly está bien”, y ponen el pulgar en alto.

García viene de tocar en el Faena con una propuesta insólita: el público lo escucha a través de auriculares. Me pregunto si habrá encontrado el sonido perfecto.

-Bueno, vamos -le digo.

jueves, junio 30, 2016

Charly esta grabando nuevo disco

Desde hace uno días Charly se encuentra grabando nuevos temas en el Estudio Los Pájaros de Luján, junto a Rosario Ortega y Fernando Samalea. Fue éste último quien dio a conocer con relato y fotos:

Las imágenes fueron tomadas anoche las 11:15. Se lo puede ver a Charly tocando el bajo y muy metido en la grabación de este material. Samalea comentó en su publicación: “Como en los sueños recurrentes, grabando las nuevas canciones de Charly, que tienen lo que todos esperamos, y más también. Gloriosa sesión en Los Pájaros de Lujan, que sucede en este mismo instante, con el ingeniero Nelson Pombal y las voces de Rosario Ortega. Vamos con todo!”

Otras imágenes compartidas por Fernando Samalea:

viernes, junio 24, 2016

Zorrito Von Quintiero, testigo mudo e invisible

No me queda claro si entrás en Soda Stereo por tu calidad musical o por el valor del teclado que te habías comprado.

Ellos no eran un grupo conocido. Me citan en una sala. Yo venía tocando con Suéter. Me ven el set y sí, es verdad, yo tenía un (teclado) programable con Midi. Entendía bien qué era lo que se venía. Y después Cerati se dio cuenta de que además tocaba poco. Eso era moderno para la época. Tocar mucho era molesto.

¿Tocabas poco porque era moderno o porque no sabías tanto?

No sabía tanto. Estudié muy poco, y de cero salí a laburar.

Empezaste con Miguel Zavaleta, en Suéter, y no paraste: tecladista de Soda, de Charly, tocaste con los Ratones... ¿Fuiste el cuarto Soda?

A ver: la única foto que hubo de cuatro ‘Sodas’ es conmigo y está en el disco Nada Personal. Pude haber sido el cuarto Soda. La otra vez, Zeta (Bosio) me dijo que lo habían evaluado como posibilidad, pero bueno...

Contá la verdad, ¿por qué no te blanquearon?

Hay una parte que la gente no conoce. Esto es un negocio, y no era lo mismo dividir por cuatro que por tres. En cuestiones de ego también hay inseguridades. Yo me hubiera quedado gustoso. A los Soda le servía; de hecho hice arreglos para temas muy fuertes como Cuando pase el temblor o el piano de Signos.

Y nunca te dieron el crédito.

Son arreglos. Los arreglos no te dan crédito ni autorías en ninguna canción. Pero yo podía meterme en los arreglos y me los tomaban. Fue la mejor sensación que me quedó de tocar en Soda.

Sacaste un libro de memorias (“I’m Zorry”) que puede ser el mejor capítulo de "Rebelde Way". Ojo, no es peyorativo, pero llama la atención la mirada súper amorosa de casi todo. ¿Lo más rockero que te pasó en 30 años fue una venérea?

¿Una venérea? Ah, sí, en Londres. Mi primer viaje a Europa. Nos habíamos ido con los Soda y Zeta me tuvo que acompañar al médico. Yo no hablaba bien inglés y él me señala ahí y le dice al doctor: ‘The baby is crying... (‘El bebé está llorando’) Jajá, le puso un poco de humor a la cosa. Zeta fue un buen amigo dentro de Soda.

sábado, junio 18, 2016

100 Veces Charly, nuevo libro acerca de Charly García

Historiales esenciales de un genio en llamas

El cuarto libro de la serie 100 veces se mete con el ícono mayor del rock argentino. Muchas voces reunidas para contar cien historias —sólo cien—, de un genio indiscutido, capaz de radiografiar en sus canciones la vida de tres generaciones. Su vida es su obra, dice una de las voces y no se equi­ voca. Aquí se cuentan desde adentro, su nacimiento en un hogar de clase media alta; los años de timidez y creatividad en el colegio; el fenómeno de Sui Generis; Serú y La Máquina; las chicas García; su rivalidad con Miguel Abuelo y Spinetta; su increíble doble; el búnker de Coronel Díaz; la muerte temprana de su hermano; las drogas; el salto del noveno piso; la Negra Sosa, Menem, Palito… Todo está dicho en esta nueva entrega de 100 ve­ ces. Después de Charly, say no more.

Los autores: Fernando García y José Bellas.

Fernando García nació en Buenos Aires, y realizó sus estudios primarios en el instituto Dámaso Centeno de Caballito donde también habían estudiado Charly García y Nito Mestre. En la clase de coro, rodeado de niñas, aprendió a cantar “Estación” y hoy varias décadas después sigue sintiendo un nudo en la garganta cada vez que la escucha. Por cierto, el profesor que trajo esa pieza al coro fue expulsado del colegio a los pocos días. Es co-autor de 100 veces Pappo (2011), 100 veces Redondos (2014), 100 veces Stones (2015) y autor de Sex Pistols y el punk inglés (1995), Los ojos; vida y pasión de Antonio Berni (2005), Conversaciones con León Ferrari (2008), Marta Minujin; Los años Psicodelicos (2015) y como entrevistar a una estrella de rock y no morir en el intento (2016). Escribe en los diarios La Nación y El País de Montevideo y en los sitios Anfibia e Informe Escaleno.

José Bellas nació en Buenos Aires y vio por primera vez en vivo a Charly García a los 17 en la presentación del disco Parte de la Religión en Obras. Luego ,como periodista, lo entrevisto y cubrió sus shows en multiples oportunidades. Es co-autor de 100 veces Pappo (2011), 100 veces Redondos (2014), 100 veces Stones (2015) y Será siempre independiente (2014). Trabajó y colaboró en las revistas Rock en Blanco y Negro, Revolver, Rock Road, Mag. Rolling Stone y dirigió el sitio virtual StageD. Actualmente edita el suplemento Si! De Clarín.

Por cortesía de B Ediciones Argentina disponemos de un ejemplar para regalar entre nuestros seguidores, entrando en la siguiente publicación de Facebook y comentando el lunes 20/06 a la noche anunciaremos el ganador.

El blog de Charly García (hecho por DIOS)

martes, mayo 17, 2016

Charly de visita en Córdoba

Desde hace algunos días Charly visitó la provincia mediterránea por el festejo de cumpleaños del productor oriundo de esa provincia, José Palazzo. El festejo fue en La Plaza de la Música, y hubo muchos músicos invitados...




Aprovechando la visita a Córdoba, Charly asistió al show del ex-beatle Paul McCartney, donde trascendió que se fundieron en un abrazo en camerines... “Charly se encontró con Paul en los camarines del kempes y se dieron un abrazo fraterno, los pocos testigos que vimos eso quedamos conmovidos” contó José Palazzo.



En un programa radial porteño (FM 93.7 Nacional Rock) fue el Zorrito quien contó que Charly está preparando una o tal vez dos presentaciones para el segundo semestre de este año.

miércoles, abril 27, 2016

#‎20GuitarrasXGarrahan‬

Hard Rock Café buenos aires celebra sus 20 años en Argentina con un evento único a beneficio del Hospital Garrahan
Charly interviniendo su guitarra #20GuitarrasXGarrahan
La historia del rock y sus protagonistas, reunidos en un evento único: veinte guitarras fueron intervenidos artísticamente por veinte grandes de la música nacional. Los instrumentos estarán a disposición para ser adquiridos a través de una donación a Fundación Garrahan, quien destinará lo recaudado a la construcción de un nuevo vacunatorio para el Hospital Garrahan.

Charly García, Moris, León Gieco, Litto Nebbia, Fito Paez, Los Fabulosos Cadillacs, Pedro Aznar, Hilda Lizarazu, Celeste Carballo, Fabiana Cantilo, Richard Coleman, Zeta Bosio y también Luciano Napolitano (hijo de Pappo), David Lebón, Juanse, Miranda!, Virus, Catupecu Machu, Illya Kuryaki and the Valderramas y Walter Giardino Oficial se sumaron solidariamente a la iniciativa de intervenir los instrumentos y transformarlos en verdaderos objetos de colección.

Las guitarras intervenidas estarán a la venta desde hoy a través de Fundación Garrahan. La firma o particular que adquiera el instrumento podrá participar de un cóctel-show donde se exhibirán las guitarras y se proyectará el backstage de esta acción colectiva que sumó el aporte voluntario de 20 artistas de la escena del rock nacional y que será destinado enteramente a la construcción de un nuevo vacunatorio para el Garrahan.


Este evento forma parte de los festejos centrales del Hard Rock Cafe Buenos Aires, el primero de América Latina, fundado en 1995. Las guitarras permanecerán en exhibición desde el 13 de mayo hasta el 13 de junio inclusive en el Hard Rock Café Buenos Aires.
 Para más información sobre la adquisición de los instrumentos, comunicate a Fundación Garrahan: 4941-1276/1333 internos 10/12.
‪#‎AyudarSuenaBien‬ ‪#‎20GuitarrasXGarrahan‬ ‪#‎HRC20Años‬

Fuente: Fundación Garrahan y Hard Rock Café
Ph: Parte de la religión

El blog de Charly García (hecho por DIOS)
Related Posts with Thumbnails
 
Google+