viernes, noviembre 07, 2008

Leticia Brédice visitó a Charly

Acompañada por su hijo Indio, le regaló una caja repleta de bombones


La excéntrica Leticia Brédice, acompañada de su pequeño hijo Indio, visitó ayer a Charly García en la quinta de Luján, propiedad de Palito Ortega, al que le regaló una caja con los más diversos sabores de bombones rellenos.

El encuentro finalmente se produjo por la tarde en la residencia Mi Negrita. Allí, Brédice se reunió también con la hija de Palito, Julieta, con quien compartió largas charlas al borde de la pileta y mates al sol, aprovechando una buena oportunidad para fomentar la relación amistosa entre Indio y Benito, sus respectivos hijos.

Leticia ingresó con una gran caja de bombones rellenos de dulce de leche, almendras y nueces, algunos frutales y otros más originales rellenos con cremas florales y permaneció en la quinta hasta el anochecer, cuando emprendió el regreso a su hogar respetando el tratamiento que requiere el cantante que lo obliga a dormir cuando el sol cae, sin festejos previos que puedan sobresaltarlo.

La rutina de Charly

A Charly se lo pudo ver más cuidado y saludable, tras haberse alejado de los excesos que lo afectaron en los últimos tiempos. El cantante está cumpliendo una rutina que cumple obedientemente. Se levanta entre las 9 y las 10 de la mañana y luego de nadar un largo rato en la pileta de la casa de Palito Ortega, desayuna tostadas con queso y jugo de naranjas.
Hasta el mediodía y para no perder la costumbre, el músico escribe, lee, compone y graba en el estudio del dueño de casa. Cumple a rajatabla las cuatro comidas diarias perfectamente administradas por las dos cocineras que Ortega puso a su disposición y rara vez duerme siesta.

Durante el atardecer, Charly comienza con una actividad que ya se le convirtió en hábito. Correr durante varios minutos alrededor de la quinta.

Fuente: Quilmes Presente

1 comentario :

The Black Widow dijo...

A mi también me gustaría ir a visitarlo ...

Saludos!

Related Posts with Thumbnails
 
Google+