domingo, junio 20, 2010

Say no More no terminó

Tras sus exitosas actuaciones en el Luna Park, México y Córdoba, Charly García llega el sábado al estadio Ruca Che. El bicolor, que aún está en rehabilitación, aseguró que sus conciertos están cada vez mejor y que hoy le da el lugar que se merece a las canciones. También adelantó que editará “Kill Gil”, un disco que dejó en 2008 a mitad de proceso.

Neuquén > Aún se encuentra librando su batalla contra sus adicciones. Día a día dice que la rehabilitación va mejor. Y cada concierto que pasa, también va evolucionando escalonadamente. Es cierto que todavía no se halla en su plenitud física. Pero eso no impide que Charly García, el que tocó fondo, pueda estar feliz con su música en un escenario, y junto a sus seguidores. Esos incondicionales que llenaron, no hace mucho, el estadio Luna Park, el Orfeo de Córdoba y que sorprendieron al bicolor en su visita a México y hasta en Israel, donde recibió un galardón como Embajador de la Paz.


Desde el pasado año y con 58 años en sus espaldas Carlos García Moreno se encuentra revisitando sus obras –que quede claro que su retorno a escena fue por motu propio y sin ninguna presión de terceros como supo decirse- junto a sus amigos: Fabián Zorrito Von Quintero (teclados), el “Negro” García López (guitarra), Hilda Liazarazu (voz y coros) –tres músico que ya lo acompañaron en “Parte de la Religión” y “Como conseguir Chicas”- y el fiel trío chileno que lo banca a muerte desde su etapa caótica.
Las cosas cambiaron para García. Y muy probablemente no se lo vea, el próximo sábado en el estadio Ruca Che, rompiendo guitarras, tirando micrófonos o cantando a medias sus canciones, y mucho menos enojado con el mundo.
En este renacer del músico, todo aquel que visite el estadio del oeste se topará con una parte del mejor García. Conectado directamente al piano, algo que hace que vuelva a sus orígenes, para dar despliegue un show que tendrá sus diferentes picos de emoción.
La comunicación vía telefónica con destino Buenos Aires es cuidadosamente coordinada por la gente de su compañía de música, que por supuesto está en los mínimos detalles, y está bien que así sea, luego de la broma de mal gusto de los medios mexicanos que manifestaron que Charly había vuelto a sus andanzas bajándose los pantalones y peleándose con su baterista. Más allá de todo los satélites que monitorean al bicolor, un García pausado, tranquilo y con todo su tiempo, levantó el “tubo” sin problema y contó esta “nueva vida”, de cómo siente y vive sus conciertos, además de adelantar de forma exclusiva que ya está planeando la salida de “Kill Gil”, una obra que ya está masterizada y que iba ver luz en 2008.
“Estoy muy feliz y contento. La gira, a medida que pasa, cada vez tiene conciertos mejores. Tenemos muy afianzado el asunto. El Orfeo fue fantástico (tocó el pasado 13 de junio) y México e Israel fueron muy buenos. Cuando creemos que está todo muy bien siempre hay algo que mejora los shows. Estoy conectado al piano que es la base y juego mucho con los sonidos que hace el “Zorrito”, las guitarras van en tándem, y la base es demoledora. Estamos rockeando mucho”, señaló García.
Lejos de esos tiempos donde un show podía derivar en cualquier cosa y poco se lograba entender en sus interpretaciones, el creador de Seru Giran está compenetrado y enfocado en sus conciertos. “El problema que tenía antes era que me repartía con muchas cosas y me olvidaba de cantar. Ahora desde el piano el tema se presenta de una forma que lo puedo interpretar más. Estoy muy metido con la voz, con que se escuche bien la letra, que esté bien entonado… Creo que eso es lo más importantes de hacer arreglos”, señaló García. Y afirmó: “Mi voz está cada vez mejor”.

El regreso a “Kill Gil”
Durante las presentaciones “La medicina del amor” y “Deberías saber por qué”, son dos de las nuevas canciones que incluye en la grulla de temas. Precisamente, esto es algo que el cantante incluirá en el próximo disco, aunque develó que retomó “Kill Gil”, disco que iba a ser editado en 2008. “Me agarró un amor por “Kill Gil”. Para el otro disco todavía me faltan canciones. Retomaré “Kill Gil” y lo voy a terminar para sacarlo este año. El disco ya está masterizado y hay diferentes versiones con más instrumentos y otras canciones más “peladas”. Me tengo que decidir cuál voy a sacar. La mezcla la terminé con Andrew Oldham (ex manager de The Rolling Stones) en Nueva York”, adelantó García.
La salida de la placa, según Charly, “depende de la burocracia de las cosas”. “La semana que viene me voy a meter a laburar con el disco. Quizás en un par de meses salga”.
“Kill Gil” tendrá la participación de Hilda Lizarazu en voz y el "Negro" García López, a pesar de que en ese momento no estaban integrados a la actual banda.

Su redescubrimiento
Charly vine de tocar en Córdoba ante unos diez mil seguidores y de llenar tres estadios Lunar Park, donde la mayoría de los medios coincidieron que ofreció un show emotivo y brillante. Ante su conexión con el público García considera que “la gente lo toma muy en serio en este regreso. “La gente es muy afectuosa y me toma seriamente. En Guadalajara se inclinaba como si fuera un Buda. Parece que cada show es mejor y eso hace que esté más fluido con la gente. La gente me da para jugar mucho, lo digo en el buen sentido”.
En esta fase de su vida el cantautor se halla volviendo a describirse algo que para él es un gran logro. “Creo que me estoy redescribiendo. Durante un tiempo no le di a las canciones el lugar que se merecían y ahora es algo que estoy haciendo. Eso le encanta a la gente y es un gran logro. Trato de sentir las canciones, de ir al “hueso”, eso el público lo agradece mucho”, dijo García.
Apartado de los títulos amarillistas, distanciado de los excesos, gran parte de la prensa ahora se encarga de hablar de un “Charly bueno”. Justamente ante ese nuevo rótulo el también guitarrista sentenció risueñamente: “Mejor ser bueno que malo, ¿no? Me lo tomo como todo lo que viene de los periodistas. No voy a romper guitarras para discutirles. A mí me gusta lo que estoy haciendo ahora”.

Say No More
Charly García vivió su estado de caos total. Era el hombre en llamas escudado en Say No More, una de las frases excéntricas que el músico se encargó de propagar y que dio paso a un álbum bajo ese título en el ‘96. Al referirse a ese período de su vida el cantante lo definió como “intenso y creativo”.
“Todavía el espíritu de Say No More está adentro. Fue intensísimo y creativo. “Kill Gil” es Say No More total y lo que estoy haciendo ahora también lo es pero de otra forma. Es igual de intenso e igual de potente”, comentó Charly.
Carlos García Moreno cuando puede recalca que se siente mejor. Se levanta temprano, hace diferentes terapias y ejercicios. Escucha música clásica en su casa y en el resto del día se junta con amigos musicales (David Lebón, Pedro Aznar, Palito Ortega, Nito Mestre, Juanse y su novia Mecha). Ya no sueña con la cocaína –algo que había manifestado meses atrás- y duerme tranquilo. Hoy la voluntad es lo que le sobra a García. Pero sobre todas las cosas hay una medicina esencial que hace que esté de pie: la música y seguir tocando en este nuevo viaje que lo tiene conectado a su piano, el lugar de sus orígenes.

3.000
Son las entradas que se llevan vendidas para el show en el estadio Ruca Che, según lo informado por Fedorco Producciones, productora local encargada del espectáculo. El costo de los tickets es de 120 pesos. Se pueden adquirir en Saturno Hogar y vía on line: www.viaticket.com.ar.

Israel
En su visita a Israel, Charly fue homenajeado con un premio honorífico y lo nombró Embajador de la Paz por la Juventud. En cuanto a esa visita que lo tuvo frente al Muro de los Lamentos el cantante comentó: “No sé muy bien cómo fue la invitación. Fue bastante extraña. Tocamos en una lugar tipo Coliseo Romano y fue maravilloso. Había muchos argentinos. No te das cuenta hasta que no ves a tanta gente junta emocionada cuando tocas el Himno, o ''''''''Canción para mi muerte''''''''. Eso me conmovió muchísimo”.

Bicentenario
"Nadie me llamó para tocar en la fiesta. Y no estoy ofendido. Si bien adhiero al espíritu del Bicentenario, los festivales populares no me gustan mucho porque no hay tiempo de probar sonido. Igual la fecha no me coincidía porque estaba en México", expresó Charly García respecto a los festejos patrios en los que estuvieron presentes sus amigos Fito Páez y León Gieco.

"Es tan ridículo"
Después de realizar tres shows impecables en México, apareció la llamativa noticia que Charly se había bajado los pantalones en el Auditorio Nacional ante más de ocho mil personas y que le había pegado a su baterista en el escenario. Todo esto se trató de una noticia inventada en un blog, que rápidamente se difundió por Internet. “Inventan cosas. Quieren figurar. Es envidia, también. No sabría decir por qué pasa esto. No se “bancan” que esté bien. Esto de Internet es un arma de doble filo. Cualquiera puede decir cualquier cosa. Y a veces es una molestia en contestar y por eso prefiero evitarlo. Todo es tan ridículo. No hay ninguna foto y las que hay están “buenísimas”. También se había inventado que estaba saliendo con unas modelos”, aseguró el bicolor.

Por Luis Castillo

Fuente: La mañana de Neuquén

1 comentario :

Unknown dijo...

Hola. Quién puede informarnos cuándo vendrá a Colombia?. El año pasado algo ocurrió y su concierto fue aplazado... Aún te esperamos Charly...

Related Posts with Thumbnails
 
Google+