miércoles, agosto 12, 2009

¿quién aguanta a Charly García?

Los angeles de CHARLY

Quienes y como le hacen "El aguante" a mister garcia

"No necesito a nadie a mi alrededor", insiste él. Mientras colaboradores históricos eligieron bajarse del tren, un círculo íntimo prefiere ir en el avión junto al artista. Esta es la historia de los que todavía aguantan.

"Mi instinto de supervivencia me dijo que había que parar." Así, Carlos "Quebracho" Rodríguez, se quebró: después de los controvertidos shows del teatro Opera, el año pasado, dejó de hacerle el aguante a Charly luego de 18 años de trabajo. En ese tiempo, había ascendido de simple fan a operador personal de sonido y sobre todo ángel de la guarda incondicional de Charly. Pero aquella noche —en la que García había cantado "Yo sé que soy imbancable", para darle forma conceptual a una sucesión de escándalos, polémicas e internaciones psiquiátricas— fue demasiado para el colaborador histórico. Si gente tan ligada a su carrera como los músicos Fabián Von Quintiero y Fernando Samalea, se bajó del tren (o era un avión?), quienes quedan alrededor forman parte del nuevo megaconcepto que maneja el genial compositor: El Aguante.

"El aguante es bancársela. No ser un ñoqui de la vida. A veces hay que bancarse cada una, querido, te lo digo yo."Sí, lo dice él, en su habitación Charly-punk, recostado en la cama con una fan que llegó desde San Martín de los Andes y esta ahí. Mira, escucha, no habla. ¿De eso se trata el aguante? Veamos: El aguante es un disco y es un tema con referencias elípticas a los excesos y a los líos amorosos (por su relación con Mónica, la mujer de Andrés Calamaro, que desató un torbellino mediático entre las stars).

Desde hace un par de años, Carlos Alberto García Moreno tomó la resolución de antologizarse, influido claro por sus "padres" los Beatles, a quienes junto con los Stones, hace responsables de su vida de rocanrol full time. A tal efecto abandonó la oficina sala de ensayo que usaba en Puente Pacífico para concentrar todo (vida, obra, rock) en este departamento de Palermo. Y su torbellino atrae.

Tuvo una chica que lo filmaba a disposición (horas y horas de videos espontáneos suyos) y desde hace un año tiene a su lado a la fotógrafa Nora Lezano, quien lo retrata casi a diario. Una tarea ardua que se refleja en esta producción. Llegó un día a esta casa para registrar una nota y se quedó contra viento y marea (y gratis). "Nadie que esté con Charly puede no quererlo porque sería dificil de bancar", dice la chica que se emociona al hablar de su "ídolo".-

Ya en 1993, el mismo se había propuesto tener un testigo privilegiado que contara todo en un libro (el testimonio escrito para asentar el audiovisual). "Espero que no sea muy sacrificado" le dijo al penodista Sergio Marchi cuando lo invitó a asumir la tarea sin horarios y dificiles reproches que el año pasado tomó forma de best-seller en No digas nada (lleva agotadas cinco ediciones). "Pude verde cerca la creatividad del nono y ver como algunos que están a su alrededor pueden joderlo por un 10 por ciento de comisión", explica Marchi, quien también estuvo ahí en momentos críticos para la salud de García cuando "se acelera, pierde la capacidad de escuchar y cambia de ideas cada dos segundos". Situaciones como esta llevaron a que Juanse, su rocker más incondicional, se comunicara con el periodista para "hacer algo" por Charly y a que en en el transcurso de esa charla llegara a decir: "Yo por Charly me cortaría un brazo".

De todos modos, el twister García sigue adelante y no repara en agradecimientos o menciones de honor. Así como en el disco canta "Soy tan loco que parezco irrompible" (con coros de Menudo!), en el living dirá: "Soy un tipo sano. ¿Por qué te crees que me internaron, porque estaba loco? Digamos que yo fui a la clínica para hacerle la gamba a una serie de gente". "Imbancable", "Irrompible", García también inmortalizó en radios y discos (de los ochenta) la frase "No necesito a nadie alrededor". No es tan así. Su vida incluye empleados y confidentes que pocas veces sabrán cuál de las funciones están cumpliendo. El propio Charly advierte que "los que me conocen no me dejan tener amigos o algo así. Porque así sus vidas perderían sentido". LAURA LOPEZ, habla entonces del sentido de su vida al lado de Charly García. Ex asistente de Mercedes Sosa y hoy secretaria personal de "El Niño" (como lo llaman en la intimidad) hace las veces de agenda viviente ("meiki japen", la llama él). Se encarga de las

compras del supermercado, de que nunca falte la Coca Cola en la heladera y, desde que falleció TRANSITO -histórica ama

de llaves-, también de algunas cosas de la casa. Y sabe lo que hace: "La idea no es cuidarlo, es estar."

La era del Say No More marcó también el adiós a la "banda de Charly", una de las agrupaciones musicales mejor pagas de la escena local. Se fue el Zorrito, se fue Samalea y se fue Rinaldo Raffanelli. Se quedó MARIA GABRIELA EPUMER, tal vez su última adquisición, la guitarrista con sangre ranquel que le hace el aguante?: "No es que lo aguanto a él porque si no tengo ganas no estoy. El es muy intenso. Y yo estoy si la paso bien" dice. Y sabe cuidarse: trata de alejarse de Charly cuando se desata la vertiginosa corriente del Niño. El otro famoso de la banda del Aguante es el ex Virus MARIO SERRA, quien define su relación desde el elogio:"Es el más rockero de todos. Es capaz de pasarse días seguidos tocando sin pegar ojo". ¿El resto?: fans que se quedaron a vivir como el bajista Murray, la saxo Gabriela y el percusionista Gabriel Said o los más tangueros hermanos Di Salvo. O gente como MARCOS SANZ, un ingeniero de sonido español que Say No More capturó en Madrid y que se queda entre nosotros seducido por "el oído absoluto" de Mister García.

"Muchos de los que tocaban conmigo ya se aliaron al equipo de los casados gordos. ¡No tengo banda, tengo instrumentos!" (Charly, este lunes, en su casa.)

Aparecen algunos familiares, también, entre los ángeles de Charly. La sobrina postiza de García (19) jamás olvidará cuando compartieron 3 días en una habitación en un hotel de Madrid, y tenía que escaparse a cualquier lado para poder dormir. VIRGINIA SAN ROMAN, de ella se trata, tiene un local de ropa en la galería Bond Street, que se llama Say No More, producto de un expreso pedido de Charly:

"¡SNM tiene que tener un costado fashion!". La última palabra sobre García y su entorno o el club o el aguante o como se lo quiera llamar, la tendrá el bíógrafo Marchi: "El consume mucha energía de los que están alrededor. Y eso es difícil de aguantar" -

¿ Se acuerdan de la letra de Inconsciente Colectivo?

Habla su hijo

MIGUEL ANGEL

"Me importa te familia, no el entorno " había dicho, García durante la. entrevista. Minutos después, Miguel Ángel Garcia (21) explicará cómo vive esa familia."Mi éxito es tener una buena comunicación y lo divertido, salir a comer un tostado y hablar del Mundial". A tal punto sostendrá eso que, entre carcajadas, confiesa que Maria Rosa Yorio (su madre, que conoció a Charly como fan en uno de los primeros shows de Sui Generis) se pone a llorar de emoción cuando él mismo le muestra los temas que cornpuso. Porque igual qué papá, con quien vive desde los trece, en el mismo edificio pero dos pisos más abajo, se armó un estudio hogareño. Con idéntica voz nasal elogia la normalidad puertas afuera ‘Siento mucha envidia de los que se levantan a las ocho de la mañana de buen humor y tienen novias y las tratan bien Admiro a los chicos que estudian, laburan, tienen situaciones de vida pesadas y encima. tratan de tocar." Y se farnatiza familia adentro. A mi por lo que hace el quia se me caen dos babas en stereo y lo que no entiendo, por ahi dentro de veinte años. (Epa También le gustan los signos de puntuación raros y dejar sin completar las frases ¡Dos gotas de agua los García!,¿vió?). A los 21 se peina. como Ozzy Osbourne aunque, dice, prefiere tocar fusión con música hindú antes que rock, y reconocerá que a la hora de los consejos musicales su padre lo considera menos que un amigo. Charla pacientemente con las piernas y los dedos de la mano cruzados, sentado sobre una mesita ratona. Accedió a la nota porque, claro, ha estado en el centro del aguante desde que se decidió a vivir muy cerca de su Charly.





Textos: Ernesto Martelli y Pablo Schteingart

10 de junio 1998 - Suplemento Sí! (Clarin)

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Pues el Zorrito volvió :D

Eso me asombra de García, aunque debe ser insoportable pasar tanto tiempo con él.

Pero me asombra (una manera de decir que admiro...) que gente que conoce de hace décadas (Gieco, Aznar, Mestre, etc) sigan al lado de él y le sigan profesando su Amor!!

Y no son gente cualquiera precisamente...

librepaez dijo...

Yo tenía esa nota (creo que la tengo en la carpeta donde pegaba las fotos de Garcia) parecía el final... estoy feliz por Charly. A mí me acompaña desde toda la vida, y cuando nadie me entendía me apoyé muchos en sus canciones. Como con Fito. Muy buena la nota de Marchi, muy sincera y muy al frente, como me gusta.

Muy bueno el Blog, siempre paso, saludos desde Libre!

librepaez dijo...

Yo tenía esa nota (creo que la tengo en la carpeta donde pegaba las fotos de Garcia) parecía el final... estoy feliz por Charly. A mí me acompaña desde toda la vida, y cuando nadie me entendía me apoyé muchos en sus canciones. Como con Fito. Muy buena la nota de Marchi, muy sincera y muy al frente, como me gusta.

Muy bueno el Blog, siempre paso, saludos desde Libre!

Egor y Lorena dijo...

Excelente nota loco, sigue así, que siempre reviso tu blog. gracias loco por toda la info.
saludos desde Chilito

Related Posts with Thumbnails
 
Google+